La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Miércoles
03
Septiembre
2014

Actualizado a las 12:37 AM

arte_metropoli_banner
Home Noticias Locales Guaraguao: al ras de la desesperación

Guaraguao: al ras de la desesperación

Correo electrónico Imprimir PDF

Por más de tres años, alrededor de 200 residentes del sector Guaraguao en Ponce transitaron por un tramo de la PR-123 que había sido impactado por un deslizamiento de tierra.

La destrucción de uno de los carriles de la vía como resultado de las fuertes lluvias ocurridas en agosto de 2008 los dejó con un solo carril transitable. No obstante, el esperado remedio al problema ha resultado peor.

Según denunciaron vecinos del área, el proyecto de reparación iniciado el pasado mes de enero por la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) a un costo de $409 mil ha resultado en la destrucción completa de la vía y no fue hasta esta semana que reanudaron las tareas, luego de siete semanas detenidas.

Actualmente, muchos residentes que dependen de transportación pública al no tener auto propio para usar los desvíos sugeridos se han resignado a utilizar un peligroso y estrecho camino en tierra a la orilla de la excavación para cruzar.

“Ellos decidieron cerrar la carretera para hacer la reparación y al cortar la vía, dañaron el acceso que teníamos e hicieron un hueco que tiene aproximadamente 150 pies de largo por alrededor de 90 pies de profundidad. Para arreglar medio carril, destruyeron una vía completa”, denunció José Nazario García, uno de los portavoces de la comunidad.

Según alegó, la demora en los trabajos se debe a complicaciones de la constructora para encontrar una base firme donde levantar un muro.

“Eso es un trabajo que tenían que hacer antes de derrumbar la carretera. Tenían que darse cuenta de que ese terreno es uno compactado y que no es rocoso. Metieron máquinas y empezaron a hacer un hueco a ver hasta dónde llegaban y cuando se dieron cuenta que el terreno no era lo que ellos esperaban, detuvieron la obra”, criticó.

Según Nazario García, el desvío propuesto por la ACT significa recorrer un trayecto adicional de 31 kilómetros, mientras que conducir por el camino vecinal (carretera 501) en el sector Los Matos resulta peligroso.

“Para comprar un galón de leche, tengo que bajar a Ponce”, dijo Rafael Colón Roche, quien dijo tener que escoger entre cruzar el estrecho enfangado o conducir 45 minutos para llevar a su hijo de diez años a la Escuela Ramón Emeterio Betances, ubicada a menos de un kilómetro de la vía cerrada.

“Pasar por Los Matos no es fácil. Paso casi gritando, porque es un solo carril. Si alguien viene bajando la cuesta yo tengo que dar reversa en un tramo estrecho donde cabe un solo carro”, dijo por su parte Lourdes Sepúlveda Carmona, residente del sector.

“Esto es lo más triste que hemos pasado en esta área”, puntualizó Adela Merced Montero, quien lleva sus 72 años de edad viviendo en el sector y quien vive con su esposo ciego de 78 años de edad. “Rompieron todo y no pensaron en el efecto que iba a tener para nosotros, los que vivimos aquí”.

No obstante, a juicio de Nazario García, el problema más preocupante es otro.

“Yo tengo un vecino frente a mi casa que le dieron dos infartos. Esta persona tuvo que llamar a un vecino a las 11:00 de la noche para que lo llevara hasta el estrecho. Llamaron a la ambulancia, que lo esperó al otro lado del cierre de la carretera, y tuvieron que cargar a esta persona por el estrecho a esa hora de la noche para recibir los servicios de la ambulancia. De eso estamos hablando”, expuso.

“Los vecinos ya hemos perdido la paciencia esperando una alternativa. El problema no es el cierre, es el cierre al acceso. Si hubieran dejado un espacio para pasar al menos un solo auto, no tuviéramos problema”, añadió.

Para mayo camino provisional

Al ser abordado, el director regional de la ACT, Gabriel Rosado de Jesús, reconoció que han surgido cambios en el proyecto.

No obstante, afirmó que la obra debe completarse en el mes de julio. Asimismo, adelantó que para mayo debe estar listo un camino provisional para permitir el paso de los residentes.

“Cuando se hacen las excavaciones, tiene que venir la Oficina de Ingeniería de Suelo a hacer una evaluación de la excavación y ellos establecen si la excavación es adecuada o no para construir el muro”, explicó Rosado de Jesús.

“No lo vemos como una paralización. Hubo unos cambios cuando vino la Oficina de Suelos para evaluar el área. Tuvieron que mandar a excavar más de lo que estaba programado. Hubo un cambio en el diseño, pero estamos a tiempo”, explicó Rosado De Jesús.


 

FOTO GALERIA

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1604_web

Mensaje

mensaje_1562

Conectados ahora

Tenemos 208 invitados conectados