La Perla del Sur

Ponce, Puerto Rico
Sábado
25
Octubre
2014

Actualizado a las 10:52 PM

arte_metropoli_banner
Home Gente Portada Gente Cumple dos décadas de historia y pasión

Cumple dos décadas de historia y pasión

Correo electrónico Imprimir PDF

Un celoso guardián de la Ciudad Señorial.

Así es el Museo Castillo Serrallés, un visitado centro histórico y educativo ubicado en el cerro El Vigía de Ponce.

Sus muebles, jardines, terrazas y exuberante vista del Mar Caribe recojen el vivir de una acaudalada y destacada familia puertorriqueña en los años 30.

Hoy este Museo recibe a cerca de 100 mil visitantes al año y es parte de un cotizado complejo turístico que incluye la Cruceta, el Jardín Japonés y que pronto albergará un exótico mariposario.

Además, sirve como magneto para la promoción de otra decena de museos y amenidades disponibles en Ponce y la zona Sur del país.

Pero no siempre fue así.

Hace poco más de dos décadas, el Castillo Serrallés -como cariñosamente le llaman los ciudadanos del Sur- estaba en deterioro físico y víctima de un preocupante desinterés social y gubernamental.

Para fortuna de todos, un grupo de ciudadanos ponceños se dio a la tarea de organizarse con el único fin de conseguir los fondos necesarios y descubrir el modo de rescatarlo eficazmente para devolverle el brillo de sus mejores tiempos.

Se hicieron nombrar Patronato Castillo Serrallés.

La historia

Según la primera presidenta y cofundadora del Patronato, Frances Torruella de Alustiza, fue en el año 1930 cuando el empresario fundador de la Destilería Serrallés, Juan Eugenio Serrallés y su esposa Rosa María Sánchez ordenaron construir esta deslumbrante residencia al arquitecto puertorriqueño, Pedro Adolfo de Castro y Besosa.

Posteriormente, la vivienda -creada al estilo “resurgimiento español”- fue ocupada por el matrimonio compuesto por su hija, Rosita Serrallés Sánchez y su esposo Guillermo Torruella Fornaris, quienes la hicieron su hogar hasta 1979.

Cuando don Guillermo enfermó, el matrimonio se mudó a la modesta Casa Serrallés ubicada en la zona histórica del Municipio. La familia buscó opciones alternas para la entonces deshabitada residencia. Entre ellas, según contó Torruella de Alustiza, estaba “convertirlo en parador o en casino, pero no se logró”.

Los ciudadanos

Desde 1976, el empresario y hotelero ponceño Nicolás Albors Gordils estaba interesado en que el Municipio ponceño comprara la majestuosa residencia  y evitar que pasara a manos privadas.

Finalmente, en 1986 el Gobierno Municipal de Ponce compró la mansión Serrallés por un valor de $350 mil para reconstruirla como Museo de la Música.

Pero ante la falta de fondos municipales para concretar el plan, la gran casona de El Vigía cayó en un profundo estado de abandono.

“Yo pasaba por aquí, veía eso y me ponía grave. Aquí metían caballos, todo lo que uno no quería ver. Estaba perdida entre los yerbajos, hasta un prófugo estaba durmiendo en un cuarto de los bajos”, recordó Torruella de Alustiza, quien en su niñez disfrutó de los vistosos jardines mientras jugaba con su prima Rosita Torruella Serrallés.

Entonces, Albors Gordils -a quien Torruella de Alustiza describe como un ciudadano comprometido con la Ciudad- “me convenció y comenzamos a estructurar una Junta Directiva voluntaria y unos parámetros de qué íbamos a hacer aquí”, dijo acompañada por el co fundador y hoy presidente del Patronato, José Enrique Costas Loyola.

Fue un acto de fe. Se incorporaron como Patronato en 1989 y antes de hacer gestión alguna con la municipalidad.

Luego escribieron al entonces alcalde Rafael Cordero Santiago y le expresaron su intención de administrar el Castillo Serrallés para convertirlo en museo.

La contestación tardó varios meses, pero al final fue afirmativa e inauguraron en octubre de 1990 con un contrato de administración.

En febrero de 1991, la sede reabrió sus puertas, esta vez para el disfrute del público.

“Tú no sabes la de gente que se me acercó a decirme que yo estaba loca por tratar de levantar un elefante blanco. Llegó un momento que dije: ‘contra, ¿estaré bien?’ Yo no sé si era el entusiasmo o el enamoramiento, pero lo logramos”, recordó la también líder cívica ponceña.

“La tercera persona que entró a la Junta fue Quique, que lo entramos sin saber que iba a ser tan buen administrador”, dijo sobre su amigo Costas Loyola.

Los miembros de esa Junta, según describió Torruella de Alustiza “tenían que ser ciudadanos comprometidos con Ponce, que adoraran a Ponce como nosotros lo hacemos y que cada uno tuviera su línea de pericia. Así, el primer grupo se compuso de un contable, un abogado, un ingeniero y personas que tuvieran relaciones con la comunidad para que nutrieran el grupo”.

Además de los tres fundadores mencionados, esta primera Junta fue integrada por Ronald Ramos Martin, José Criado, Rose Oliver de Monasterio, Philliph Palmer, José Ruiz Rivera, Raúl Ramírez, Norberto Colón Rodríguez y Luis Matos.

Como miembros, todos aportaron y contribuyeron ideas. Además, lograron que amistades o colaboradores dispusieran sus servicios y asesoría a bajo costo e, incluso, de manera gratuita.

Según recordó Torruella de Alustiza, “lo difícil fue convencer al Alcalde -Cordero Santiago- que nos dejara crear esto, sin que el Municipio tuviera intervención aquí. Era una idea totalmente nueva: un grupo de ciudadanos que iban a administrar esto y que el Municipio nos iba a ayudar a operar”, afirmó quien también fue presidenta y co dueña del extinto Cinema El Emperador.

“Nos dieron sólo $100 mil para el mobiliario. ¡Imagínate! Para una casa como esta. Pero tú no tienes idea de cómo la gente cooperó. Me metía dondequiera y conseguía piezas a precios bien razonables y hasta hacía trueques. También se intercambiaban piezas de colección por espacio en las terrazas para las fiestas de Navidad o sus actividades”, añadió.

El triunfo

“Después, el Alcalde vio esto tan bonito que nos pidió que administráramos la Cruceta, que estaba en manos municipales”, expresó por su parte Costas Loyola, quien posteriormente propuso crear el relajante Jardín Japonés.

Por si fuera poco, la Junta -que con el tiempo ha sufrido varias transformaciones- se propuso adquirir un solar aledaño al Castillo y evitar el crecimiento de otros proyectos en la zona.

“El Patronato consiguió los fondos y compró el terreno. Y todo lo que compramos es para el Municipio. Así que lo que hace con nosotros es ganar, pero nosotros somos los que lo cuidamos”, agregó orgulloso de los logros Costas Loyola.

“Esto corre como una empresa privada, no como una empresa gubernamental ni ala de gobierno. Gracias a Dios, todos los alcaldes desde entonces nos han apoyado y ninguno ha tratado de intervenir con nosotros. Por deferencia, nosotros le prestamos las terrazas al Municipio para uso, siempre y cuando no sea una actividad política”, explicaron ambos ejecutivos.

La satisfacción

La pasión que pregona esta Junta directiva es palpable. Por eso, hasta los empleados se han contagiado del mismo espíritu, por lo que protegen de modo admirable y con delicado cuidado lo que sienten como suyo.

“Increíblemente, aquí los empleados hacen tres o cuatro tareas. Incluso, los guías, cuando no hay recorridos, los ves limpiando ventanas y contestando teléfonos”.

Además, “para que tengas una idea tenemos un inventario de más de 3 mil piezas y aquí no ha faltado ni una pluma antigua, porque tenemos un sistema tremendo de llevar el inventario. Desgraciadamente, en muchos museos en la Isla se desaparecen pinturas y piezas, y ¿quiénes son?”, continuó sin querer responder su propia pregunta.

“Para mí ha sido un privilegio haber nacido en Ponce y quiero devolver a mi Ciudad todo lo que ella me ha dado”, agregó emocionada la primera presidenta del Patronato.

Por eso “exhorto a cada ponceño verdadero a darle a su Ciudad un poco de su tiempo para seguirla echando hacia adelante”, concluyó.

El Museo Castillo Serrallés opera  de martes a domingo de 9:30 de la mañana a 5:30 de la tarde. Para información y tarifas del Complejo, pueden comunicarse al 787-259-1774.

 

0 Comments

hillcrest

Portada

portada_1612_web

Investigación

alcaldia_crisis

Conectados ahora

Tenemos 251 invitados conectados