Wilda Rodríguez cautiva con ficción y realidad

En la novela Las Vivianas, Rodríguez desarrolla el perfil de la depravación política y social del país.

Foto suministrada

La periodista Wilda Rodríguez desvela esta semana su segunda novela, una obra cuyo estilo coquetea con el periodismo y la ficción o “una línea confusa entre la realidad y la imaginación”, como resalta la propia autora.

Esta vez, a través de Las Vivianas, Rodríguez desarrolla el perfil de la depravación política y social del país recurriendo a las vivencias de una dinastía de amantes.

Según explica, el personaje central de la novela – Viviana Sanjurjo- se ha tejido una vida adrede dentro de la corrupción y el poder, pero sus muertos intervienen para torcer el desenlace de la vida de una mujer que quiere perpetuarse en sus hijas y nietas.

“A veces hay que irse al clandestinaje de la ficción para decir ciertas verdades que muchos piensan fantasía”, plantea Rodríguez al referirse al estilo de sus novelas.

La primera de ellas, El Cartel del Papel, se refería a la violencia y la corrupción como elementos comunes a la política puertorriqueña. La segunda, empero, profundiza en la perversión de esa política, también desde la corrupción y la violencia, pero sobre todo desde la manipulación del poder.

La autora, sin embargo, se ocupa de intervenir la perversión con instancias gloriosas de la historia de Puerto Rico que confrontan, tanto a sus personajes, como al lector.

La portada de la novela fue creada  por Antonio Martorell. Impresa en Puerto Rico por MOP, la  novela de 195 páginas será presentada este jueves, 31 de enero en Mayagüez y el 9 de febrero en la librería El Candil de Ponce.

Ya está disponible en la Claritienda en Río Piedras y El Candil.