Wanda Vázquez Garced no quiere implantar un cierre total, pero deja la puerta abierta a esa posibilidad

“Pueden haber unas medidas más restrictivas que no queremos llegar a eso. En eso no estamos vislumbrando esa posibilidad, pero no la podemos descartar porque es un esfuerzo de todos los puertorriqueños" dijo la gobernadora Wanda Vázquez Garced.

foto: Cybernews

LA FORTALEZA – La gobernadora Wanda Vázquez Garced dijo el lunes que, aunque no quiere implantar un cierre total en Puerto Rico, hay una posibilidad de que así se haga si “los puertorriqueños” continúan haciendo caso omiso a la orden ejecutiva.

“Pueden haber unas medidas más restrictivas que no queremos llegar a eso. En eso no estamos vislumbrando esa posibilidad, pero no la podemos descartar porque es un esfuerzo de todos los puertorriqueños. Si hay ese esfuerzo, no veremos el ‘lock down’. Si no hay un esfuerzo y no hay esa respuesta, también estará dentro de esas consideraciones”, dijo Vázquez Garced en conferencia de prensa.

Explicó que el martes convocará a una reunión con los alcaldes para evitar las aglomeraciones en los municipios, la apertura de chinchorros y establecimientos que aglomeran personas, entre otros.

“Vamos a ver cuáles son los resultados de esta reunión. Esta es una decisión en consenso. En esta ocasión, los alcaldes y alcaldesas deben asumir un rol más activo porque hay chinchorros que están abriendo alrededor de la isla y es un poquito más difícil y necesitamos que los alcaldes y alcaldesas tienen que ayudar”, expresó la mandataria.

“No vamos a esperar hasta el 11 de diciembre, por eso queremos hacer esa reunión lo antes posible. Si la podemos convocar para mañana, lo vamos a hacer mañana para tener todos los elementos de juicio y poder hacerlo con datos. Que le podamos decir a la prensa y al pueblo de Puerto Rico por qué es que vamos a variar esa orden o por qué no la vamos a variar. Si es necesario enmendar la orden vigente sin duda alguna lo vamos a hacer, no quisiéramos llegar a eso pero quiero tener todos los elementos antes de decidir”, añadió.

“Me preocupa el aumento en los positivos. Mi preocupación es cómo se está manejando la situación del COVID.

Quiero mantener el sistema hospitalario saludable, que no tengamos que hacer lo que hicimos en marzo” declaró. Las expresiones de la mandataria se dieron luego de una reunión que sostuviera con el secretario de Salud, doctor Lorenzo González Feliciano, la subsecretaria de Salud, doctora Iris Cardona, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera y el ayudante especial de la Guardia Nacional de Puerto Rico, el general José Reyes.

Por su parte Cardona mencionó que en la primera fase del proceso de vacunación será de 100 mil dosis.

“La primera fase de vacunación no está detallado al final. Esto cambia semanalmente. Se garantiza que habrá vacuna para los que cualifiquen de acuerdo a las fases establecidas”, dijo Cardona quien mencionó que el mismo será libre de costo.

Cuestionada la gobernadora sobre por qué no toma ahora la decisión de cerrar al país ante el aumento en contagios, dijo que “no es mi responsabilidad, es de los ciudadanos”.

Según los datos del Departamento de Salud, los casos confirmados en Puerto Rico ascendieron a 50,988, los casos probables a 1,557, los casos sospechosos 40,897 y 1,106 muertes por COVID-19. Las hospitalizaciones ascendieron a 622 con 84 ventiladores ocupados por COVID-19.