Vuelve a fallar el gobierno central con el huracán Isaac

Ni siquiera han convocado a municipios dice alcalde de Cayey. Además, presentó un ejemplo concreto del mal estado en que aún se encuentra la Autoridad de Energía Eléctrica

presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico y alcalde de Cayey, Rolando Ortíz Velázquez, (Foto: Suministrada)

San Juan – A juicio del alcalde de Cayey, Rolando Ortíz Velázquez, a pesar de la mala experiencia vivida con el paso de los huracanes Irma y María el año pasado, el gobierno central ha vuelto a fallar en la coordinación de esfuerzos con los municipios en el actual caso del huracán Isaac.

“Al día de hoy el gobernador Rosselló no ha convocado a los alcaldes. Se alega en los medios que ellos están preparados, pero la realidad es que el supuesto plan de manejo de emergencias no puede ser un secreto de estado”, afirmó el también presidente de la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, en declaraciones escritas.

Mencionó que, conociendo la importancia de mantenerse preparados para la temporada de huracanes, en el Municipio de Cayey se han hecho esfuerzos especiales para tener una orden registrada para asignar $200,000 para adquirir alimentos y $150,000 para compra de agua embotellada, a pesar de las dificultades económicas causadas por la lentitud de FEMA en reembolsar los fondos que se deben a los municipios.

En el caso particular de Cayey, son cerca de $3 millones.

“En Cayey ya tenemos listos los componentes de Obras Públicas y Manejo de Emergencias para atender cualquier evento. Pero no hay respuesta alguna del gobierno central, aún con todo lo que este País ha sufrido, al día de hoy se evidencia que el gobierno central no tiene una política pública dirigida a atender los eventos que se generen en esta temporada de huracanes”, añadió Ortiz Velázquez.

El alcalde de Cayey presentó un ejemplo concreto del mal estado en que aún se encuentra la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). “Hoy mismo, luego de tres semanas de hacerse la denuncia de un ciudadano, finalmente llegó una brigada al Barrio Toíta de Cayey, donde durante la restauración del servicio eléctrico dejaron unos cables colgando de un flamboyán y se fueron. Suena insólito, pero así mismo es. Eso está pasando hoy mismo”.