Volcán en San Vicente vuelve a erupcionar y lanza columna de humo de 17 kilómetros

Foto: EFE/UWI Seismic Research

El volcán La Soufriere, en el noroeste de San Vicente y las Granadinas, sur del Caribe, registró este lunes una “enorme” erupción, con una columna de humo de 17 kilómetros de altura, alertó el Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales (UWI, en inglés).

El UWI, que monitorea desde Trinidad y Tobago el volcán desde que entró en erupción el pasado viernes, detalló que la nueva explosión se produjo a las 4:00 am e incluyó el descenso de flujos piroclásticos.

Los flujos piroclásticos son una mezcla de ceniza, fragmentos de piedras y gas producido por una erupción.

Según el UWI, estos flujos bajan por las laderas de las montañas tras una erupción y “causan la devastación total”.

Las autoridades no han reportado heridos o muertos tras esta nueva gran explosión, la mayor desde que entró en erupción La Soufriere la semana pasada, que ha dejado al menos un fallecido hasta ahora.

En declaraciones a la emisora estatal NBC Radio, el científico de la UWI Richard Robertson dijo que debido a este nuevo estallido se creó un nuevo cráter.

Se espera que en las próximas horas el primer ministro, Ralph Gonsalves, celebre una reunión de urgencia con su gabinete para acelerar el proceso de evacuación y ordenar la mejor distribución de la ayuda que está llegando de países vecinos.

La Organización Nacional para el Manejo de Emergencias (NEMO, en inglés) de San Vicente y las Granadinas advirtió que “es probable” que vuelvan a registrarse otras explosiones “en los próximos días”.

Las autoridades de Santa Lucía, al norte, y Barbados, al este de San Vicente, pidieron hoy a la población que no salgan de sus casas salvo que sea necesario y que, en caso de hacerlo, sea con mascarillas, debido a las cenizas.

Barbados podría cerrar su comercio durante los próximos dos días para permitir la eliminación de las cenizas que han cubierto varias partes de la isla.

San Vicente y las Granadinas, con una población de 110,000 personas, no registraba actividad volcánica destacada desde 1979.

Una erupción explosiva de La Soufriere causó la muerte de mas de mil personas en 1902.