Vivienda ofrece talleres de seguridad y salud ocupacional para contratistas y subcontratistas del programa R3

El Programa R3 ayuda a reparar o reconstruir unidades individuales de familia que experimentaron daños tras los huracanes Irma y María

SAN JUAN – El Departamento de la Vivienda (DV), ofreció el martes, una serie de talleres para todos los contratistas y subcontratistas que laboran en el Programa de Reparación, Reconstrucción o Reubicación (R3), mediante los cuales se discutió la Política de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO) del programa.

“Todo el personal que trabaja en el programa R3 forma parte de un banco valioso de recursos y sus vidas son prioridad ante todo. Es por ello que llevamos a cabo estos talleres, para que todos, desde el gerente hasta el constructor, estén informados de todas las medidas de seguridad y de cómo pueden hacer de su espacio de trabajo un lugar sanitario y seguro”, expresó el secretario del DV, Luis Fernández Trinchet en comunicación escrita.

La Política SSO establece requisitos y protocolos para prevenir accidentes en las áreas de construcción de proyectos en el programa R3, que financia el programa de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario – Recuperación ante Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés).

Asimismo, la SSO describe los procedimientos para investigaciones, informes y corrección de condiciones de trabajo inseguras que se observen durante inspecciones, además de las acciones para responder a accidentes y emergencias cuando ocurran.

A su vez, el subsecretario del Programa CDBG-DR, Dennis González aseguró que “estamos satisfechos de ver cómo el programa comienza a generar beneficios para los residentes de Puerto Rico y nos mantenemos trabajando para continuar procurando las ayudas que requiere nuestra Isla a fin de continuar su recuperación y desarrollo”.

Como parte de los talleres, se orientó sobre las responsabilidades de cada una de las partes, que incluyen al coordinador de área de SSO, al gerente del programa oficial de seguridad, al contratista general y a los empleados en el campo de construcción.

Hoy y según consta en la Tabla de orientaciones de Seguridad y Salud Ocupacional, hay un total de 1,262 empleados orientados. La siguiente semana, se coordinarán orientaciones con Rebuilders, Yates-Bird, FR-BLDM y DSW.

Por otra parte, se puntualizó sobre la importancia de orientaciones y adiestramientos de seguridad frecuentes, los requisitos de documentación necesarios para el área de trabajo, los señalamientos, las acciones correctivas y las multas.

De igual forma, se discutió el propósito del equipo de protección personal para ojos, cara, cabeza, oídos, pies y respiración; y se explicaron las medidas para trabajar de manera segura en las escaleras, los andamios y las plataformas aéreas, así como la protección contra caídas.

El Programa R3 ayuda a reparar o reconstruir unidades individuales de familia que experimentaron daños tras los huracanes Irma y María. A los propietarios con daños sustanciales al hogar y que estén ubicados en zonas de peligro —en zonas inundables o con riesgos de derrumbe— se les ofrecerá asistencia de reubicación a una vivienda segura.

Al programa podrán solicitar personas con daños de propiedad significativos (esto incluye techos azules); personas mayores de 65 años; personas discapacitadas y personas con ingresos bajos o moderados.

Para información adicional, los solicitantes pueden acceder a la página www.cdbg-dr.pr.gov/r3/