Viva preocupación en pueblos del sur y suroeste por familias con toldos

“Tenemos todavía en Cabo Rojo cerca de 350 familias con toldos azules. Nos preocupa sobremanera esta situación y estamos atendiéndolo”, dijo Ramírez en entrevista radial

Foto EFE/Thais Llorca

SAN JUAN – El asunto de las decenas de familias en la isla que aún tienen techos azules o toldos en sus casas desde el paso del huracán María en septiembre de 2017, sigue siendo una preocupación para varios alcaldes que han activados sus planes ante los efectos de la tormenta tropical Dorian.

Uno de ellos es Roberto Ramírez, alcalde de Cabo Rojo, uno de los pueblos que recibiría los embates asociados al fenómeno. “Tenemos todavía en Cabo Rojo cerca de 350 familias con toldos azules. Nos preocupa sobremanera esta situación y estamos atendiéndolo”, dijo Ramírez en entrevista radial (WKAQ).

Asimismo, expresó preocupación por los residentes y negocios de la costa de Joyudas, ante el riesgo de erosión costera y oleajes.

Indicó que se ha puesto en vigor el plan de contingencia para mitigar las áreas con riesgo de inundaciones, entre otros preparativos y que el martes participará en una reunión en Mayagüez para ultimar detalles. También aseguró que los caborrojeños tienen sus planes familiares listos.

Por su parte, en entrevista en la misma emisora, el alcalde de Lajas, Marcos “Turin” Irizarry señaló que “tengo 150 familias con toldos, al igual que todos los pueblos de Puerto Rico. Tenemos todo listo. Estamos algo inciertos porque estamos en el área afectada. Mi temor son los vientos y el oleaje aunque La Parguera está bendecida porque está cubierta de mangles”.

Indicó que el lunes en la noche llegó un generador para la planta de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) para evitar que vecinos de su pueblo y de San Germán se queden sin agua. Sin embargo, espera la llegada de otro generador y una cisterna para el refugio de su municipio.

Asimismo, la alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez afirmó que grupos de empleados acudirán a diversas comunidades para que las personas que tengan que desalojar, se muevan a uno de los 11 refugios disponibles desde las 7:00 de la noche. Esto ante la preocupación por inundaciones y el peligro que representan para vecinos con toldos y personas encamadas.

“Tenemos una lista de 62 personas con toldos que aparentemente no cualificaron para arreglos de casas. Si no han desalojado, tienen que salir durante el día de hoy”, dijo Meléndez al afirmar que los funcionarios están ultimando los preparativos.

Señaló que en la tarde en su municipio decidirán si los empleados municipales tendrán que trabajar el miércoles, que es cuando más se puedan sentir los efectos de Dorian. Dijo que los alcaldes del sur tendrán una reunión especial a eso de la 1:00 de la tarde.

Entretanto, en declaraciones escritas, el alcalde de Yauco, Ángel Luis Torres Ortiz, instó a los residentes del área montañosa, a que en caso de lluvias copiosas estén atentos a los derrumbes, eviten cruzar por ríos y transitar por carreteras que estén inundadas u obstruidas por árboles o tendido eléctrico. Aseguró que cuentan con maquinaria propiedad del municipio para iniciar labores de limpieza si se requiere y que se han finiquitado los planes.

Mientras, el alcalde de Adjuntas, Jaime Barlucea Maldonado, indicó que revisó en la tarde el plan de manejo de emergencias y disponibilidad de refugios y resaltó los daños que la lluvia ocasione en las decenas de caminos municipales que ha asfaltado en los últimos meses.