En vistas públicas: Cenizas provocan careo entre senadores y el presidente de AES

Foto Archivo

El interrogatorio fue intenso y prolongado. Al final, senadores de los tres partidos políticos y uno independiente le exigieron a Manuel Mata, presidente de Applied Energy Systems (AES) en Guayama, que sacara de Puerto Rico las cenizas que produce su empresa.

El intenso careo se produjo el pasado 28 de febrero, durante la primera vista pública de la vigente Comisión de Salud Ambiental del Senado, en la cual se evalúa prohibir el depósito de cenizas de carbón en la isla.

La comisión es presidida por el exalcalde de Salinas y senador de Guayama, Carlos Rodríguez Mateo. A la sesión se unieron sus colegas Nelson Cruz Santiago (Ponce), Luis Berdiel Rivera (PNP), Juan Dalmau (PIP), José Vargas Vidot (Independiente) y Cirilo Tirado Rivera (PPD).

Hallazgos iniciales

Durante la audiencia, Mata reconoció que AES ya acumula en su planta de Guayama 275,281 toneladas de estos residuos, cifra superior a las 250 mil toneladas que la empresa produce al año, según declaraciones de sus propios ejecutivos.

Esto en violación, tanto al contrato original que AES y la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) firmaron en octubre de 1994, como a la polémica enmienda acordada entre las partes, en julio de 2015. En ambas instancias, la empresa privada se comprometió a no almacenar el material por más de 180 días.

En otra instancia de la vista, el presidente de AES además admitió que la empresa transigió por $6 millones un pleito incoado en el año 2006 por el Gobierno de la República Dominicana, por el depósito y abandono de sobre 50 mil toneladas de cenizas de carbón en las comunidades costeras de Arroyo Barril y Manzanillo.

El millonario pago se produjo aun cuando AES insiste en su inocencia.

Resistencia

En su ponencia, Mata no solo declaró su tajante oposición a los tres proyectos de ley radicados por los senadores Juan Dalmau, Larry Seilhamer, Luis Berdiel y José Vargas, para exigir la exportación de las cenizas de carbón de AES.

El presidente de AES Guayama además comenzó su ponencia citando a Máximo Cerame Vivas y su frase “alarmar no cuesta nada. El asustar es fácil. Nadie tiene que probar que sus alarmantes profesías se van a cumplir para lograr preocupar a la gente”.

Acto seguido se refirió a la mayoría de los deponentes como grupos opositores minoritarios y argumentó que las cenizas de su planta son residuos que son usados beneficiosamente.

A estas expresiones, sin embargo, el senador Nelson Cruz ripostó “pero nosotros sí queremos que el material salga de Puerto Rico. Es la urgencia, que hagan los estudios necesarios por el bienestar de las comunidades de Guayama y Peñuelas”.

Otros testimonios

Durante la sesión también depusieron José Luis Rodríguez, presidente de Transportistas del Sureste, grupo de 100 camioneros que acarrea las cenizas a Peñuelas y Humacao; el ingeniero Enrique Santiago Rodríguez, empresario y desarrollador que utilizó toneladas de cenizas como relleno en el barrio Aguirre de Salinas; y el ingeniero Ramón L. Carrasquillo, quien ha trabajado como consultor e investigador para proyectos que invirtieron $40 millones en el uso de cenizas.

Todos se opusieron a los proyectos de ley.

De otra parte, Jimmy Borrero Costas, líder comunitario del barrio Tallaboa de Peñuelas, apoyó las propuestas senatoriales debido a las condiciones de salud que exacerban el material y propuso que el almacenamento de las mismas conlleve la imposición de multas y encarcelación para sus infractores.

También apoyaron los proyectos de ley por la contaminación que producen a sus comunidades Timmy Boyle, portavoz de la Alianza Comunitaria Ambientalista del Sureste (ACASE); Humberto Martín, del Frente Afirmación Sur-Este (FASE); Yvette González Cuascut y José Manuel Díaz Pérez, del Comité Pro Salud y Desarrollo y Ambiente de Tallaboa; y Karilyn Bonilla Colón, alcaldesa de Salinas.

En la audiencia, Manuel Mata declaró su tajante oposición a los tres proyectos de ley radicados por los senadores Juan Dalmau, Larry Seilhamer, Luis Berdiel y José Vargas, para exigir la exportación de las cenizas de carbón de AES.