Vínculo entre bacterias y cáncer de próstata puede ser revelador

Los científicos aún no saben si los microbios son los causantes, pero si se prueba, podrían salvar miles de vidas.

Foto Suministrada

Los hallazgos de un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de East Anglia en Inglaterra podrían significar una revolución para la prevención y el tratamiento de la forma más mortal de la enfermedad.

Según resalta la revista European Urology Oncology, los científicos realizaron sofisticados análisis genéticos en la orina y el tejido prostático de más de 600 hombres con y sin cáncer de próstata y encontraron cinco especies de bacterias relacionadas con la rápida progresión de la enfermedad.

El estudio no prueba que estas bacterias provoquen o exacerben el cáncer de próstata, pero si el trabajo en curso confirma ese rol, los investigadores pueden desarrollar pruebas para identificar a los hombres con mayor riesgo y potencialmente encontrar antibióticos para evitar que el cáncer cobre miles de vidas cada año.

“Este es un descubrimiento emocionante que tiene el potencial de revolucionar verdaderamente el tratamiento para los hombres”, dijo la doctora Hayley Luxton de Prostate Cancer UK, que cofinanció la investigación.

En la publicación, los científicos describen cómo sus investigaciones genéticas encontraron cinco especies de bacterias, tres nuevas para la ciencia, que estaban asociadas con el cáncer de próstata avanzado. Los hombres que tenían una o más de las especies en la orina, la próstata o el tejido tumoral tenían 2.6 veces más probabilidades de que su cáncer en etapa temprana progresara a una enfermedad avanzada que los hombres que no las tenían.

El científico principal Colin Cooper dijo que es posible que la bacteria no esté involucrada en la enfermedad. Por ejemplo, los hombres con cáncer de próstata más agresivo pueden tener deficiencias en el sistema inmunitario que permiten que prosperen ciertas bacterias. Pero los investigadores sospechan fuertemente que los microbios están involucrados, al igual que las infecciones por Helicobacter pylori aumentan el riesgo de cáncer de estómago.

“Si supiera con certeza que una especie de bacteria estaba causando cáncer de próstata, podría pensar en un antibiótico para eliminarlo y eso evitaría la progresión, uno esperaría”, dijo Cooper. Pero esto no es tan sencillo como parece, advirtió. “Hay muchas complicaciones. Los antibióticos no entran muy bien en la próstata y tendrías que elegir un antibiótico que solo mate ciertas bacterias”, dijo.

Si bien el cáncer de próstata es la forma más común de la enfermedad que se encuentra en los hombres, en muchos casos los pacientes mueren con la enfermedad y no a causa de ella.

La profesora Rosalind Eeles, genetista del cáncer en el estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, dijo que era un “resultado muy interesante” encontrar “microorganismos nuevos” en los casos de cáncer de próstata. “Aún no se sabe si son causales, pero si esto pudiera probarse, entonces tenemos una ruta potencial para la prevención”, dijo.