Victoria Ciudadana asegura es apresurado reabrir los negocios en pandemia

Una mujer espera su turno para entrar a un supermercado en San Juan (Puerto Rico). Foto: EFE/Thais Llorca/Archivo

SAN JUAN – El Movimiento Victoria Ciudadana calificó de “apresurado” e “indebido” la presión de distintos sectores de la empresa privada instando a reabrir los negocios a la brevedad posible en medio del confinamiento obligatorio por la pandemia del Covid-19.

Previo a un proceso de reapertura, afirma la colectividad en un comunicado, “es preciso corregir la estrategia que se ha seguido para manejar la pandemia; se necesita generar estadísticas confiables sobre la extensión y distribución del contagio y sobre los grupos de edad y género más afectados”.

“La letalidad de virus muestra cifras muy preocupantes y tanto éstas como el número de contagiados siguen en crecimiento sostenido. Sin datos confiables que permitan dibujar escenarios alternativos y sin un cambio de estrategia, abrir los negocios apresuradamente constituye un serio peligro a la salud pública”, señala la nota de prensa.

Alexandra Lúgaro, candidata a la gobernación por el Movimiento Victoria Ciudadana, expresó que si bien es cierto que el nivel de personas infectadas “todavía es menor a las capacidades del sistema hospitalario de la isla, una reapertura de la economía debe ser cuidadosamente planificada para evitar un desastre mayor”.

Añadió que “dado que el gobierno ha sido tan errático en el manejo de la crisis, se requiere generar un plan coherente e integral para la próxima etapa. Este plan debe estar libre de interferencias partidistas y de intereses económicos particulares; debe ser elaborado en consulta con científicos, profesionales de la salud y de la conducta humana, economistas, trabajadores sociales, trabajadores, empresarios y organizaciones sociales. Sólo así podrá ser efectivo”.

Zayira Jordán, candidata a Comisaría Residente, añade “el resultado de la ineptitud del gobierno es que la cuarentena es el único detente realmente en efecto contra el contagio masivo. Ninguno de los indicadores para el levantamiento se han cumplido. Reabrir ahora es prematuro y el potencial impacto económico de un nuevo brote es incalculable pero definitivamente recrudecerá el estado crítico de nuestra economía.”

Por su parte, el profesor. Luis A. Avilés, doctor en salud pública e integrante de la Red de Salud del Movimiento, expresó que primero tenemos que asegurar la salud de las personas, porque sin salud no hay trabajo, ni productividad; no hay negocio que se sostenga.

“Ahora mismo estamos a ciegas; no tenemos una base de información confiable para comenzar a hablar de la reapertura de la economía. Sería una acción irresponsable, tomada sin que se hayan cumplido los requisitos mínimos que la comunidad científica internacional y los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos consideran indispensables”, subrayó.

Entre esos requisitos, Avilés señaló que es preciso tener la capacidad demostrada para evaluar y rastrear infecciones de coronavirus.

“El gobierno reaccionó tarde; no ha hecho suficientes pruebas, ni ha logrado implementar un sistema de rastreo de contactos. Nuestras curvas de contagio y muertes están en pleno crecimiento y no sabemos cuántas personas están infectadas. Tampoco sabemos cuántas de las infectadas son inmunes y, de serlo, por cuánto tiempo. Abrir la economía sin tener una idea de esto es un gran riesgo, es una irresponsabilidad”, agregó.

El Movimiento Victoria Ciudadana insistió en una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y del CDC, que afirma que solo se deben comenzar a reabrir negocios cuando se tenga una reducción sostenida del contagio durante 14 días y se pueda asegurar que los hospitales pueden hacer frente a la pandemia con solvencia.

La Red de Salud de Victoria Ciudadana insistió también en que antes de abrir negocios se garantice que los locales se desinfecten constantemente, que se le suministren equipos de protección al personal que trabaja, así como al público que concurre.

Estas exigencias necesitan de la existencia de acuerdos y protocolos escritos y de vigilancia rutinaria para asegurar que el proceso no se convierta en una nueva oleada de infectados.

El Movimiento Victoria Ciudadana elogió la decisión gubernamental de no suspender el salario de quienes trabajan en el sector público.

Sin embargo, insistió en que el gobierno tiene que ser más efectivo en el procesamiento de las solicitudes de pago de desempleo y del PAN, además de agilizar las ayudas económicas, tanto estatales como federales, a las pequeñas y medianas empresas.

“El éxito del proceso de reapertura de negocios se asegurará si podemos controlar la pandemia y salvar las vidas de los hombres y las mujeres que nos ayudarán a levantar nuevamente al país. Pedimos prudencia y sensibilidad a la gobernadora y exigimos que su decisión se sustente en un análisis cabal con base científica, así como en un plan claro, gradual y viable”, concluyó Lúgaro.