Ventajas de una gastronomía sostenible

La Organización de Naciones Unidas -desde 2016- celebra el 18 de junio como el Día de la Gastronomía Sostenible con el objetivo de crear conciencia para adquirir nuevos hábitos alimenticios que contribuyan no sólo al bienestar de la población mundial, sino también a la protección y preservación de los recursos que provienen de la tierra, y así vivir en un planeta más sostenible.

El término de gastronomía sostenible o sustentable fue establecido por la ONU, para darle apertura a todo lo relacionado a la diversidad natural para el consumo de alimentos que no tengan un impacto negativo sobre el medio ambiente y que ayude a cuidar al planeta.

Para que se generen las condiciones necesarias de un mundo verdaderamente sostenible, hacen falta mejoras y cambios relacionados con el ambiente, lo social y lo económico.

Para lograrlo, será necesario una mejor manera de producir los alimentos, una transformación de la manera de pensar de la sociedad en general y un compromiso global de minimizar el impacto negativo que el consumo humano ha ocasionado sobre los recursos naturales que le proporcionan el sustento.

Según la ONU, los principios en los que se basa la agricultura y la alimentación sostenible son los siguientes:

  • Mejorar la eficacia en el uso, conservación, protección y mejoramiento de los recursos naturales, como elemento clave para la sostenibilidad de la agricultura.
  • Proteger y mejorar los medios de vida rurales para la equidad y el bienestar social.
  • Reforzar la resiliencia de las personas, comunidades y ecosistemas para una agricultura sostenible.
  • Aplicar mecanismos de gobernanza responsables y eficaces para la sostenibilidad de la alimentación y la agricultura.

Poniendo en perspectiva los momentos difíciles que está atravesando nuestro planeta debido a la pandemia mundial por COVID-19, los cambios climáticos, la contaminación ambiental, el desempleo y otras vicisitudes, urge un cambio de visión y conciencia de todos los seres humanos, pensando en un futuro mejor para las generaciones futuras. 

La gastronomía sostenible puede ser una salida positiva, contribuyendo a la protección y conservación de la biodiversidad, así como la posibilidad de que no se degraden los ecosistemas.

Asimismo, otra de las ventajas proporcionadas por la gastronomía sostenible, radica en la salud y la buena nutrición para millones de personas en todo el mundo, las cuales se alimentan a base de productos químicos y procesados que, a la larga, son los causantes de tantas enfermedades y muertes.

De esta manera se contribuirá al logro de los objetivos del desarrollo sostenible contemplados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, donde se estima la disminución de los niveles de desnutrición mediante el incremento de la productividad agrícola y la producción alimentaria sostenible, sobre todo, en los países más pobres. En este sentido, todas las naciones del mundo deben aunar esfuerzos, para que la gastronomía sostenible sea una realidad futura.