Un paso adelante por la población con discapacidad intelectual

Organizaciones sin fines de lucro que brindan servicios de asistencia a la población con diversidad funcional han establecido una Red de Apoyo digital.

Foto suministrada

Ante la escasez de datos actualizados sobre la población de adultos con discapacidad intelectual en Puerto Rico, miles de ellos se enfrentan a la falta de servicios accesibles, hogares comunitarios habilitados y oportunidades de empleabilidad.

Asimismo, las organizaciones que proveen servicios de asistencia a esta población pierden acceso a ayudas económicas para la continuidad de sus programas.

Es por esto que más de 15 organizaciones se han unido a la Iniciativa de Discapacidad Intelectual, organizada por la plataforma digital puertorriqueña Sociants, que busca recopilar datos sobre las necesidades de la población de adultos con discapacidad intelectual en la isla.

“Necesitamos exponer las brechas en los servicios sociales que actualmente no están disponibles para esta población. Queremos impulsar la empleabilidad y el desarrollo de hogares comunitarios habilitados para adultos con discapacidad intelectual. Para lograr esto, necesitamos datos”, destacó Esther Caro, directora ejecutiva de la Asociación Mayagüezana de Personas con Impedimentos (AMPI).

Por ello, exhortó a los familiares o cuidadores de adultos con discapacidad intelectual a compartir las necesidades de estos individuos a través de la iniciativa.

Primero, explicó, deben visitar www.MisNecesidades.org para registrar el adulto con discapacidad intelectual en la plataforma y contestar la encuesta para identificar sus necesidades a través del espacio “Iniciativa de Discapacidad Intelectual”.

Con la misma “podremos recopilar información sobre el nivel de funcionalidad del individuo, dónde se encuentra y qué servicios recibe, para así facilitar el manejo de casos y fortalecer las estadísticas de esta población en Puerto Rico”, indicó la trabajadora social Karla Vargas, gerente del proyecto en Sociants.

Con red de apoyo

Vargas destacó que “la falta de conexión y coordinación entre las organizaciones y los recursos disponibles en Puerto Rico ha repercutido en un empobrecimiento del desarrollo de los adultos con discapacidad intelectual, así como en su inclusión social”.

Para remediar esta situación, organizaciones sin fines de lucro que brindan recursos y servicios de asistencia a la población con diversidad funcional han establecido una Red de Apoyo digital. Los miembros de la Red tienen ahora una plataforma digital para manejar los casos en conjunto, lo que les permite identificar necesidades de individuos y conectarlos con los recursos disponibles de las organizaciones.

Las organizaciones sin fines de lucro que integran la misma son la Asociación Mayagüezana de Personas con Impedimentos (AMPI) en Mayagüez, el Instituto Psicopedagógico de Puerto Rico en Bayamón, el Instituto de Adiestramiento en Vida Independiente (IAEVI) en Bayamón, el Colegio de Educación Especial y Rehabilitación Integral (C.O.D.E.R.I) en San Juan, y el Centro de Ayuda y Terapia al Niño con Impedimento (AYANI) en Moca.

De igual modo, Mis Amigos de Síndrome Down en Carolina, el Centro Margarita en Cidra, Autenticorillo en Barceloneta, la Fundación Mi Gran Sueño en Aguada, y el Instituto Pre-Vocacional e Industrial de PR (IPVI) en Arecibo.

También la Fundación Puertorriqueña Síndrome Down en San Juan, la Asociación Inclusión Adultos Discapacidad Intelectual (APIADI) en Bayamón, el Centro Adiestramiento para Personas con Impedimentos (CAPII) en Aibonito, y Apoyo a Padres de Niños Con Impedimentos (APNI) de San Juan.

La Fundación Banco Popular de Puerto Rico y la empresa Seriously Creative también son colaboradores de la iniciativa.

“En Sociants siempre hemos tenido en cuenta que las necesidades de las personas no pueden esperar, y la colaboración entre proveedores comunitarios es fundamental para el desarrollo social. A través de la tecnología, apoyamos a las organizaciones que están dando las ayudas a conectar de forma fácil y rápida con los individuos que las necesitan”, puntualizó Vargas.

Los familiares o cuidadores de adultos con discapacidad intelectual que necesiten ayuda para llenar la encuesta pueden comunicarse al 787-294-5551 o escribir al correo electrónico info@sociants.com.

Si alguna organización desea colaborar con la Iniciativa de Discapacidad Intelectual, puede acceder a https://es.sociants.com/diversidad-funcional.

Sociants ofrece una plataforma digital para que individuos compartan sus necesidades frente a una adversidad. Al mismo tiempo, entidades y grupos de iniciativa social pueden ofrecer su ayuda a toda una comunidad afectada de acuerdo con su capacidad o recursos.

Los proveedores comunitarios utilizan a Sociants para identificar zonas en necesidad y proveerles los recursos que necesitan, de acuerdo con su capacidad y disponibilidad de fondos.

Sociants crea herramientas administrativas y provee apoyo en la toma de decisiones para optimizar el suministro de cuidados y recursos a esas personas en necesidad.