Trump explota contra los demócratas y los medios por posible juicio político

Schiff acusó a Pompeo de haber intentado "presionar a testigos" para obstruir la investigación contra Trump y, además, avisó a la Casa Blanca de que "no está jugando" con esas pesquisas y tiene intención de requerir unos documentos por la vía legal

foto: Efe

Washington – El presidente, Donald Trump, calificó hoy de “escoria” al legislador demócrata Adam Schiff, una de las figuras principales de la investigación de juicio político en su contra, y volvió a arremeter contra los medios de comunicación, a los que consideró el “enemigo del pueblo”.

Trump hizo declaraciones a la prensa en la Casa Blanca y en presencia de su homólogo finlandés, Sauli Niinistö, quien se mantuvo en silencio mientras, durante más de diez minutos, el mandatario atacaba a Schiff, el diario The New York Times y a la líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Sus insultos más duros se dirigieron contra Schiff, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Baja y que encabeza las investigaciones para abrir un juicio político contra el presidente por su polémica llamada telefónica en julio a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para que investigara al ex vicepresidente Joe Biden y a su hijo por supuesta corrupción en Ucrania.

“Deberían forzarle a renunciar del Congreso, Adam Schiff. Es escoria (…) Debería renunciar al cargo en medio de la desgracia y, francamente, deberían juzgarle por traición”, dijo Trump.

El mandatario, además, defendió al secretario de Estado, Mike Pompeo, y consideró que Schiff no está a su altura.

Pompeo hoy admitió en Roma, donde se encuentra de visita, haber participado en la conversación telefónica del 25 de julio entre Trump y Zelenski.

“Conozco a mucha gente que estuvo al teléfono. No solo la gente que estaba al teléfono, sino también muchas personas transcribiendo la llamada”, afirmó Trump sin detallar quién más pudo haber escuchado sus presiones a Zelenski.

En una rueda de prensa hoy en el Congreso, Schiff acusó a Pompeo de haber intentado “presionar a testigos” para obstruir la investigación contra Trump y, además, avisó a la Casa Blanca de que “no está jugando” con esas pesquisas y tiene intención de requerir unos documentos por la vía legal.

Trump siguió de cerca esa comparecencia de Schiff y Pelosi ante los periodistas y fue lanzando comentarios en Twitter mientras se desarrollaba.

El presidente tuiteó: “Todas esas tonterías del juicio político no van a ninguna parte y están impulsando una bajada del mercado de valores. Eso es lo que los demócratas quieren hacer. Están dispuestos a dañar a nuestro país porque solo están pensando en las elecciones del 2020”.

En la historia del país, solo tres presidentes han afrontado hasta ahora procesos de destitución: Andrew Johnson y Bill Clinton, quienes fueron absueltos; y Richard Nixon, quien dimitió antes de que se produjera su juicio político.