Tribunal de Apelaciones devuelve al TPI caso por escoltas de Rosselló Nevares

Tras la renuncia de Rosselló Nevares, Pedro Pierluisi Urrutia, entonces gobernador, asignó “de manera excepcional” escoltas a Rosselló Nevares y su familia fuera de la jurisdicción de Puerto Rico

Foto: Cybernews

SAN JUAN – El panel de jueces del Tribunal de Apelaciones, compuesto por los jueces Carlos Vizcarrondo Irizarry, Felipe Rivera Colón y Nery Enoc Adames Soto determinaron el miércoles, devolver al Tribunal de Primera Instancia (TPI) el caso presentado por Orlando José Aponte Rosario contra el Comisionado del Negociado de la Policía de Puerto Rico, Henry Escalera en relación a las escoltas del renunciante gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

El caso tuvo su génesis el 19 de agosto de 2019 cuando Aponte Rosario presentó la demanda al TPI en alegación que, según una Orden General de la Policía, Capítulo 100, sección 110, Artículo Cinco (B). Sostuvo que ese artículo describía todo lo concerniente a los servicios de escolta en el caso de los exgobernadores. Posteriormente, el TPI determinó que el caso ante su consideración no era justiciable, decretando su desestimación con perjuicio.

La controversia sobre la definición de exgobernador, según el Artículo 6 del al Ley 2 de 1965 expone “El término de “es Gobernador”, según se usa en esta ley, significa cualquier persona que haya ocupado el cargo de Gobernador bajo las disposiciones de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, por la elección popular, que haya ocupado dicho cargo durante un término no menor de cuatro años o cesare en el mismo por razón de incapacidad mental o física antes de cumplirse dicho término”.

“Se revoca el dictamen apelado. En consecuencia, se deja sin efecto la desestimación del pleito según decretada por el foro apelado, por entender que el caso ante nuestra consideración no es académico. Se devuelve el caso al Tribunal de Primera Instancia, Sala Superior de San Juan para que celebre una vista evidenciaría en donde el Sr. Orlando José Aponte Rosario tendrá el peso de la prueba para establecer su legitimación activa, conforme a lo aquí resuelto”, lee la sentencia de 30 páginas.

Tras la renuncia de Rosselló Nevares, Pedro Pierluisi Urrutia, entonces gobernador, asignó “de manera excepcional” escoltas a Rosselló Nevares y su familia fuera de la jurisdicción de Puerto Rico.