Covid-19 se acelera el ritmo de contagios en la región sur del país

Hasta el pasado martes, el Departamento de Salud reportaba 4,554 diagnósticos confirmados en 15 municipios del sur de la isla, de los cuales 2,300 casos se registraron desde el pasado 3 de noviembre.

Foto archivo

A seis semanas de las elecciones generales, el numero de personas contagiadas con Covid-19 al sur del país se ha duplicado, hasta incluso rebasar el total de casos que la región había acumulado durante los primeros siete meses y medio de la emergencia.

Hasta el pasado martes, el Departamento de Salud (DS) reportaba 4,554 diagnósticos confirmados mediante prueba molecular en 15 municipios del sur de la isla, de los cuales 2,300 casos se registraron solo desde el pasado 3 de noviembre.

Sin embargo, en la antesala a las festividades navideñas que se avecinan, los pronósticos son aún más desconcertantes.

Una revisión de las estadísticas oficiales del DS confirman que la tasa de contagio en el sur se aceleró a partir el Día de Acción de Gracias, fecha en que miles de personas celebraron reuniones familiares sin medidas cautelares, a pesar de reiteradas recomendaciones públicas.

De hecho, 1,055 nuevos casos han sido reportados en la zona sur desde el pasado 26 de noviembre, para un promedio de 58.6 casos por día: la tasa más alta desde que comenzó la emergencia el 16 de marzo de este año.

“Me preocupa grandemente, pero no me sorprende, porque es lo que venimos advirtiendo desde hace meses: que la elecciones, las caravanas y las reuniones familiares podían provocar que esto se nos fuera de control y eso es lo que estamos viendo ahora”, argumentó la doctora Kenira Thompson García, vicepresidenta de investigación de Ponce Health Sciences University.

“Todo esto lo que ha hecho es crear las condiciones perfectas para que ahora el virus se propague de forma acelerada, cuando llevábamos meses con la situación relativamente controlada en el sur”, continuó.

Desde las elecciones generales, el numero de casos de Covid-19 en Ponce se ha disparado de 711 a 1,138, un incremento de 59 por ciento. Sin embargo, de los 427 casos nuevos, mas de la mitad (231) se han registrado en los pasados 18 días.

De esta manera, Ponce se suma a Vega Baja y Arecibo como los únicos municipios ajenos a la zona metropolitana con más de mil casos confirmados.

En la región sur le siguen Juana Díaz (con 445 casos acumulados), Villalba (390), Yauco (371), Guayama (332) Coamo (325) y Salinas (316).

“La evidencia es clara y los hechos recientes lo confirman: cada vez que tenemos eventos de aglomeración de personas y reuniones familiares, los niveles de Covid aumentan muchísimo y se pierden vidas. No podemos seguir tropezando con la misma piedra”, puntualizó Thompson García.

“Sabemos que las personas están cansadas de la cantaleta sobre las mascarillas y el distanciamiento físico. Ha sido un año difícil y la gente quiere regresar a la normalidad, pero estamos en un momento crítico. Los números siguen subiendo y tardará meses en lo que la vacuna llega a todo el mundo. Ahora no es el momento de descuidarse”, continuó.

A nivel isla, Puerto Rico ya contabiliza 60,668 casos confirmados acumulados y otros 47,530 casos sospechosos. El número de muertes atribuidas al virus llega a 1,294, mientras que 583 personas estaban hospitalizadas, a la hora del cierre.

¿Cifras subestimadas?

Sin embargo, a juicio de la epidemióloga y catedrática del Recinto de Ciencias Médicas, Cruz María Nazario Delgado, una baja en el número de pruebas moleculares realizadas durante el mes de noviembre podría significar que el incremento en casos de Covid podría ser aún mayor.

“Tú prácticamente puedes multiplicar esos números por dos, porque la realidad es que no se están haciendo suficientes pruebas para diagnosticar a todos los que tienen Covid”, aseguró.

“A eso puedes sumarle que a muchas personas no les da síntomas, así que no sienten la necesidad de solicitar una prueba. Esas personas siguen por ahí, regándolo sin saberlo y quizás nunca se enteren”, continuó.

Cautela con la vacuna

Por otra parte, Thompson García advirtió que la llegada a Puerto Rico de las primeras dosis de la vacuna contra el novel coronavirus no debe verse como el final de la emergencia, toda vez que será de poca ayuda para las personas que se contagien durante el periodo navideño.

“Con esta vacuna, estamos viendo una luz al final del túnel, pero no debemos malinterpretar eso como que ya estamos fuera de peligro. Ahora mismo hay más Covid en la calle que en cualquier otro momento. Ahora, más que nunca, hay que cuidarse”, reiteró Thompson García.

Por su parte, Nazario Delgado opinó que “sentido de seguridad” creado por noticias relacionadas a la aprobación y arribo de la vacuna podría desembocar en más casos fatales, ya que el fármaco no provee inmunidad inmediata.

Según explicó, su efecto puede demorar entre dos a tres semanas en lo que alcanza su efectividad plena, por lo que la población del país y el planeta no debe abandonar las medidas de seguridad.

“La gente tiene que entender que la vacuna no funciona inmediatamente”, sostuvo.

“Me preocupa que la gente se ponga la vacuna y salga corriendo sin mascarilla y sin protegerse. En lo que empieza a funcionar, podrían contagiarse comoquiera y eso sería más triste”, sentenció.