Tras las rejas por asaltar tres ancianos

Las víctimas tenían entre los 73 y 87 años

Foto: Suministrada

Aguadilla – Agentes de la División de Robos del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Aguadilla sometieron cargos criminales contra un sujeto que supuestamente cometió tres robos en Aguadilla y Moca a ancianos entre los 73 y 94 años.

Según el parte policiaco, el acusado fue identificado como José L. Arce Crespo de 31 años, conocido como “El Yuyo” y residente de Aguadilla,

Estos casos fueron trabajados por los agentes Luis Pérez Badillo, José Medina Méndez y Wilfredo Mendoza, supervisados por el sargento Moisés Feliciano.

Los mismos se consultaron con el fiscal Armando Alonso y el juez Dennis Feliciano encontró causa y le impuso una fianza global de $60 mil que no prestó.

El imputado fue ingresado a la Cárcel Las Cucharas de Ponce.

Las autoridades detallaron que los hechos que se le imputan Arce Crespo, fueron cometidos el pasado jueves, 2 de mayo a eso de las 2:30 de la tarde, en la Avenida San Carlos de Aguadilla, cuando se le acercó y le arrebató la cadena de oro valorada en $400 a Ángel Rodríguez López de 75 años, residente de Aguada, mientras dialogaba con un familiar.

Otro de los atracos ocurrió el sábado, 4 de mayo a las 12:57 de la tarde, frente al Edificio C, Apartamento 64 del Residencial Villamar de Aguadilla.

Allí el acusado se le acercó a María Rivera Robledo de 73 años y mediante la fuerza le arrebató del cuello la cadena con un crucifijo de oro, valorada en $150.

En este caso, la prenda fue recuperada en horas de la noche en los predios de ese complejo de viviendas.

El tercer caso ocurrió a las 5:30 de la tarde, en una residencia en el barrio Aceitunas de Moca, cuando utilizó el mismo modo de asalto y le quitó a la fuerza una cadena de oro con un medallón y una perla amarilla a Luz Esther Morales Cortés de 87 años. Su esposo Olegario Rodríguez de 94 años, presenció los hechos.

La Uniformada indicó que gracias a la cooperación de la Unidad de Inteligencia del CIC, se logró la ocupación de una Toyota Rav 4 color blanca, que era utilizada para los atracos.