Avanzan los preparativos para la reapertura de Plaza del Caribe

Su protocolo de seguridad incluirá tomar temperatura en las entradas y controlar el número de personas que ingresará al centro comercial.

Foto suministrada

Aun cuando no se ha fijado fecha definitiva para el reinicio de funciones en los centros comerciales de Puerto Rico, la gerencia de Plaza del Caribe en Ponce asegura estar próxima a completar el protocolo de seguridad que permitirá su reapertura.

Según explicó el gerente general Edwin Tavares Acevedo, medidas de control de acceso, el uso obligatorio de mascarillas y la eliminación de actividades y exhibiciones “hasta nuevo aviso” ya figuran entre las medidas que implementará el complejo comercial, tras el cierre más prolongado de su historia.

Termómetro y acarreo

De igual modo, expuso que el protocolo de seguridad de Plaza del Caribe incluirá tomar temperatura en las entradas y controlar el número de personas que ingresará al centro comercial. Para esto, aseguró, se limitarán los accesos al público.

“Dentro del centro comercial también se reforzaron las unidades de hand sanitizer, así que vamos a tener no solamente en las entradas, si no en otras áreas, incluyendo los baños, el food court, el atrio central y servicio al cliente, para que estén lo más accesible al público posible”, afirmó Tavares Acevedo.

“Hemos instalado rotulación para que las personas caminen en una sola dirección en los pasillos y en los baños tendremos rotulación para que las personas mantengan distancia en el área de los urinales y los lavamanos”, continuó.

“En el área de servicio al cliente, hemos instalado acrílicos para mayor seguridad y en el food court se han eliminado más de la mitad de las mesas y las sillas”, añadió.

Aún así, Tavares Acevedo reconoció que la forma en que finalmente operará el monumental comedor dependerá de las directrices que el Departamento de Salud y la gobernadora dicten en próximas órdenes ejecutivas.

“Hay cosas que aún desconocemos, pero nos estamos adelantando con eliminar capacidad para que haya mayor distanciamiento”, planteó el ejecutivo.

Plaza del Caribe cesó operaciones el pasado 15 de marzo, a tono con la orden de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, quien decretó el toque de queda y el cierre de los comercios no esenciales como medida para prevenir el avance del virus COVID-19.

En los próximos días, la Primera Mandataria deberá anunciar qué medidas tomará su administración para salvaguardar la salud pública mientras se reactiva la actividad comercial del país. Al cierre de esta edición, empero, se desconocía si la próxima fase incluirá a los centros comerciales.

Auto certificación en las tiendas

Por otra parte, Tavares Acevedo no pudo precisar qué firmas comerciales ni cantidad de establecimientos reabrirían a la par con el centro comercial, ya que eso dependerá de los preparativos en cada local.

Según indicó, cada tienda deberá cumplir con el proceso de “auto certificación” requerido por el gobierno, que incluye protocolos para la limpieza, el distanciamiento social, el uso de equipo de protección y la limitación del número de clientes en cada negocio.

“Nosotros estamos pidiendo que nos faciliten copia para tenerla como parte de nuestros récords, pero nosotros no vamos a evaluar esa auto certificación. Obviamente, es algo que le compete a ellos, cumplir su obligación con el gobierno”, expresó.

Por otro lado, y debido al límite de personas que se permitirá en cada tienda, Tavares Acevedo reconoció que podrían surgir filas en los pasillos frente a algunos establecimiento, por lo la gerencia del centro comercial velará porque se cumpla con los requerimientos de distanciamiento social.

“Esas filas tendrán que hacerse en los pasillos, pero al haber menos cantidad de personas que pueden entrar al centro comercial, ese problema debe limitarse. También he escuchado que algunas tiendas van a estar operando por cita y esa es otra forma de evitar que haya mucha gente para entrar al espacio”, sostuvo.

Actualmente, al menos nueve locales de Plaza del Caribe ofrecen servicio de “Curbside Pickup”, mediante el cual clientes realizan compras por teléfono o Internet y luego recogen la mercancía en un lugar designado del estacionamiento.

“En ese programa están participando Tous, Reinhold, Pandora, Modernica y el Grupo de Novus que incluye Bakers, Novus, La Favorita y Naturalizer. Vitamin World y Kiehl’s están pendientes de comenzar y Macy’s comenzó la semana pasada a dar el servicio también”, precisó Tavares Acevedo.

Llamado a la prudencia

Por su parte, la directora de Mercadeo de Plaza del Caribe, Susana Santiago Marín, anticipó que la eventual reapertura de Plaza del Caribe no significará un regreso inmediato a la normalidad, por lo que exhortó a la población a cooperar con las medidas de seguridad y a minimizar riesgos de contagio.

“Sabemos que a la gente le gusta venir a distraerse, pero en este momento en particular hay que ser responsables”, expresó. “No es momento de venir a pasear por Plaza del Caribe para salir y pasar el día, porque aún estamos en una emergencia de salud”.

“Aquí hay una responsabilidad del centro comercial, pero cada cual también tiene una responsabilidad de seguir unas reglas de seguridad, porque es para la salud de todos”, continuó.

A tono con esto, Santiago Marín indicó que no se retomará el acostumbrado calendario de actividades y entretenimiento del centro comercial, para propiciar que los visitantes se concentren en sus compras y regresen a sus hogares.

“En este momento, no se vislumbra hacer actividades en los pasillos o exhibiciones. No vamos a estar trabajando con eso hasta que el momento sea el propicio. No vamos a poner la salud de la gente en juego”, agregó.

“Ya habrá tiempo para celebrar y esperemos que las navidades sean más normales y se puedan hacer las actividades que nos gustan, pero este no es ese momento”, abundó. “Lo importante es que las personas puedan venir a buscar lo que necesiten y regresen a sus casas con salud”.