Transforma la pérdida de hijo en misión para salvaguardar a miles

El hijo mayor de Gilberto Limardo Rodríguez falleció en la ciudad de Miami, víctima del Covid-19, a los 43 años de edad. Un mes antes, el mismo virus también cobró la vida de su exesposa en la ciudad de Chicago.

Foto

Por décadas, Gilberto Limardo Rodríguez ha sido uno de los más consagrados promotores culturales de La Playa de Ponce. Desde su despacho legal en la Avenida Padre Noel, incluso ha abogado por las causas y necesidades más apremiantes de esa comunidad.

Sin embargo, el pasado jueves la vida le propinó otro golpe inesperado.

Su hijo mayor, Gilberto “Titim” Limardo Medina, falleció en la ciudad de Miami, víctima del Covid-19, a los 43 años de edad. Apenas un mes antes, el mismo virus ya había cobrado la vida de su exesposa y madre de sus cinco hijos, en la ciudad de Chicago.

“Hace unos 15 o 20 años, Titim decidió mudarse a Miami, pero nos comunicábamos siempre. Nunca hubo un despegue, aunque vivía lejos. Yo iba frecuentemente allá y él no se perdía un carnaval acá, así tuviera que llegar sábado para irse domingo”, recordó Limardo Rodríguez.

“Este virus se llevó la madre de mis hijos y ahora a mi hijo mayor. Mis hijos han recibido un doble golpe. Esto hay que tomarlo en serio. No son números, son personas las que están muriendo”, puntualizó.

Según explicó, Titim y su esposa -así como dos hijastras y tres niños de una de ellas- contrajeron el virus. De los siete, el único que sufrió complicaciones fue el hijo de Limardo Rodríguez.

De hecho, a solo días del diagnóstico oficial, necesitó un ventilador y falleció poco después.

“En cuestión de una semana se fue con el Señor. Era un muchacho extraordinario. Tenía sueños y cosas que quería lograr”, recordó su padre.

“Él siempre se estaba protegiendo del virus. Me consta de que era bien precavido. No sabemos cómo se contagió”, agregó.

Según abundó, Titim era cocinero y trabajaba en la cafetería de Telemundo en Miami. Mas como a miles en esa ciudad, perdió su empleo por la pandemia. La muerte lo sorprendió justo cuando se prestaba a cumplir otro de sus sueños: tener un negocio propio de comida.

“Eso era lo que él quería, tener su food truck. Ya lo había comprado. No pudo completarlo, pero su esposa va a continuar su sueño”, lamentó.

“A la vida hay que buscarle un sentido”

No obstante, aunque el dolor de la pérdida aún lo arropa, Limardo Rodríguez ya busca como convertir la tragedia en una misión de ayuda al próximo.

“Una enfermedad como el cáncer es difícil controlarla, pero este virus es algo que podemos controlar con lavarnos las manos, taparse la boca y mantener distancia. Hay cosas que podemos hacer para dominarlo”, expresó.

“A la vida hay que buscarle un sentido y lo que queremos ahora es buscar que otras familias en La Playa no pasen por el dolor que nosotros estamos viviendo”, abundó.

Por ello, anunció la creación de la organización Titim Limardo Foundation, una entidad sin fines de lucro que de inmediato procura

distribuir mascarillas y productos de higiene para prevenir el contagio del Covid-19 en La Playa de Ponce.

“Cuando tú caminas por el barrio, te das cuenta que hay personas que llevan mucho tiempo usando la misma mascarilla, porque no tienen los recursos para estar remplazándolas con la frecuencia que deberían. Hay otros que simplemente no la usan o no la usan como debieran”, explicó.

“Conozco a la gente de La Playa y aquí hay personas que tienen que escoger entre pagar la luz y el agua con los cupones que reciben, o comprarse mascarillas”, continuó.

“El que recibe $115 de cupones mensuales como único ingreso, no tiene $30 para comprarse una mascarilla diaria. Terminan usando la misma cubierta, por dos o tres semanas, porque no tienen remedio”, añadió.

Para lograrlo, Limardo Rodríguez ya ha hecho acercamientos a comercios e instituciones de la comunidad y la respuesta ha sido inmediata.

MedCentro se comprometió a donar 4 mil mascarillas, mientras que la Farmacia Adonai aportará alcohol y mascarillas.

“Afortunadamente, tengo muy buenos amigos. Gente buena que ayuda cuando la necesitas. Agradezco a todo el que nos pueda ayudar”, puntualizó.

“Queremos ayudar a la gente que lo necesite, para que no se enfermen. Para que cobren conciencia y se protejan. Quizás así la muerte de mi hijo pueda tener algún sentido”, concluyó.

Personas u organizaciones interesadas en apoyar a Titim Limardo Foundation, pueden llamar al 787-298-6407.