Tramitan en silencio proyecto para transferencia de gas a tres millas náuticas de Ponce

Dicha operación se efectuaría a tres millas náuticas del sector Cabullones y de las Villas Costa Caribe, una comunidad de lujo aledaña al Hotel Ponce Hilton. Asimismo, a cinco millas náuticas de La Playa de Ponce y a siete del barrio Pastillo en Juana Díaz.

Foto archivo

Un proyecto que viabilizaría la transferencia de gas liquido entre buques tanque -a solo tres millas náuticas de Ponce- avanza de manera acelerada hacia la aprobación de permisos, sin que la ciudadanía ni las autoridades locales estén al tanto.

Según revelan documentos oficiales obtenidos por La Perla del Sur, la empresa New Fortress Energy ya ha solicitado a la Guardia Costanera de los Estados Unidos (Coast Guard) su aval para establecer un perímetro de seguridad que impediría que otras embarcaciones se aproximen a 100 yardas de sus actividades en la bahía de Ponce, mientras ocurra el intercambio de gas entre los barcos tanque.

Dicha operación se efectuaría de forma recurrente en las mismas coordenadas donde hace poco más de una década se descargó el material dragado en los muelles de Ponce, de acuerdo a notas del Coast Guard.

La zona, además, se sitúa a tres millas náuticas del sector Cabullones y de las Villas Costa Caribe, una comunidad de lujo aledaña al campo de golf del mismo nombre y al Hotel Ponce Hilton. Asimismo, a cinco millas náuticas de La Playa de Ponce y a siete del barrio Pastillo en Juana Díaz, dos áreas densamente pobladas.

La reserva natural Caja de Muerto ubica a cinco millas naúticas de la costa sur de Puerto Rico.

Desde mayo de 2020, este importador de gas licuado opera un terminal marítimo en la ciudad capital para suplir combustible a dos unidades de la Central Eléctrica San Juan. Para ello, logró de la Autoridad de Energía Eléctrica un contrato valorado en $1,500 millones, en marzo de 2019. El mismo ha sido cuestionado legalmente por residentes de esa ciudad y grupos ambientales.

Debido a que la información divulgada por el Coast Guard ofrece pocos detalles sobre la escala del proyecto, se desconoce aún si la intervención de New Fortress en la bahía ponceña está vinculada a su operación en la Central Eléctrica San Juan.

Asimismo, la información divulgada por la Guardia Costanera no aborda las posibles implicaciones de seguridad para la zona.

Riesgo explosivo

Como advirtió el abogado y experto en derecho ambiental, Pedro Saadé Lloréns, el proyecto señalado conlleva riesgos de seguridad críticos, ya que involucra el manejo de gas metano en forma liquida: un compuesto volátil y altamente explosivo.

Incluso, enfatizó que de ocurrir un accidente, se expondría a la ciudadanía a severo peligro, aunque ocurra a tres millas náuticas de la costa de Ponce.

“La ciudad de Ponce se merece una explicación abarcadora, porque esa operación tiene unos riesgos inherentes”, sentenció el también catedrático de Derecho.

“Ese gas se transporta a unas temperaturas extremadamente bajas para que esté en forma liquida y para así poder mover mucha más cantidad. En caso de un accidente o fuga, podría regresar a su estado natural y crear una nube que se expanda y, dependiendo del viento, cuantía y otros elementos, puede llegar a ciertas distancias”, explicó.

De hallar un detonante en su ruta, el gas podría provocar una explosión.

El 22 enero de 2019, un accidente similar ocurrió en la región del Mar Negro, en Europa Oriental. Como resultado, dos barcos se incendiaron, dejando al menos diez tripulantes muertos, reseñó entonces la agencia de noticias Reuters.

Levanta banderas

Por su parte, el abogado y representante legal de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Rolando Emmanuelli Jiménez, cuestionó que la distancia estipulada sea suficiente para ofrecer garantías de seguridad.

“Es una operación que, si hay un accidente ahí, está a una distancia muy corta de la costa. Usualmente esto se tiene que hacer mar afuera. La información que tengo de personas conocedoras en el tema es que esto debe hacerse a 12 millas náuticas o más de distancia de la tierra”, dijo.

“A mi juicio, esto representa un riesgo para la seguridad marítima de Ponce y se debería investigar qué impacto esto tendría en el tráfico marítimo”, recalcó.

Según planteó Emmanuelli Jiménez, las características del mar al norte de Puerto Rico no permiten a los buques anclar con seguridad para realizar semejante transferencia de gas, por lo que New Fortress ha preferido el sur de la isla, donde las condiciones son más favorables.

“Esto es como con las comunidades pobres, que le tiran las plantas de carbón y los vertederos a su alrededor. Miran al sur para hacer este tipo de operación peligrosa y sin que nadie se entere”, destacó.

Por la baja

Entretanto, la abogada e integrante del Comité Dialogo Ambiental de Salinas, Ruth Santiago Quiñones, cuestionó la falta de transparencia con la que se ha manejado el proyecto.

Asimismo, criticó que la Guardia Costanera abriera un periodo de comentarios de solo 30 días, sin notificar pública y eficazmente al país. El mismo caducó el pasado 31 de diciembre.

“Este es un problema recurrente que estamos teniendo, tanto con New Fortress como con el Coast Guard”, lamentó Santiago Quiñones. “La Guardia Costanera ha colaborado de una manera poco transparente con New Fortress, tanto en San Juan como ahora en Ponce”.

“La publicación (del período de comentarios) en el Registro Federal no le llega a mucha gente, no se está dando la notificación. Esto se hizo a escondidas y prácticamente no hubo notificación específica a las poblaciones que estarían impactadas, si hay algún accidente o explosión”, continuó.

De igual forma, Saadé Lloréns criticó que los pormenores del proyecto sigan siendo un enigma, aún cuando la propuesta logra los endosos necesarios de las entidades reglamentadoras.

“Aquí no se ha divulgado el tamaño de los barcos tanqueros, de dónde proviene el gas, ni a ciencia cierta para dónde va”, insistió.

“Hay muchas preguntas que aún están sin responder, pero ellos continúan adelante con el proyecto sin que nadie se oponga, porque nadie sabe lo que está pasando”, sentenció.