Trabajadores de construcción exigen protección contra el COVID-19

Foto: Suministrada

SAN JUAN – La Unión Internacional de Trabajadores de la Construcción (LiUNA), realizó el jueves una denuncia de incumplimiento sobre las reglas de seguridad por parte de decenas de contratistas de construcción y exigir a la gobernadora Wanda Vázquez protección para los trabajadores contra el COVID-19.

El pasado 11 de mayo de 2020 se reanudaron las actividades de construcción bajo supuestas medidas de seguridad que protegerían a los trabajadores de la construcción del coronavirus.

“Los contratistas no entrenaron ni proveyeron materiales de seguridad adecuados a los trabajadores para protegerle del COVID-19. Hoy presentamos evidencia de cómo nuevamente los contratistas millonarios, amigos de la gobernadora, continúan un patrón de incumplimiento y permanecen impunes por violaciones a las reglas que impone el Estado. Primero, incumplieron con los pagos de 15 dólares la hora; segundo, incumplen con los pagos de beneficios por desempleo a más del 48% de los trabajadores; y ahora, en medio de una pandemia de un virus mortal, están violando las reglas y poniendo en riesgo la vida de más de 50,000 trabajadores y sus familiares”, expresó el director de asuntos públicos de LiUNA, Edison Severino en comunicación escrita.

El 1 de mayo de 2020, la gobernadora firmó la Orden Ejecutiva 2020-38, donde se estableció que los contratistas de construcción auto-certificarían su cumplimiento con las recomendaciones de CDC y PROSHA. La Asociación de Contratistas Generales (AGC) también estableció unas recomendaciones adicionales que, según los trabajadores, tampoco se están cumpliendo. Las reglas incluyen: Distanciamiento social, uso de mascarillas protectoras, guantes, caretas y lentes protectores, equipo de higiene personal, orientaciones sobre medidas de seguridad contra el COVID-19, entre muchas otras.

“Nosotros no estamos en contra de la apertura, lo que queremos es que se haga garantizando la seguridad de los trabajadores y sus familias. Por eso, le pedimos a la Gobernadora que nos escuche y permita que podamos crear un comité de cumplimiento compuesto por: los trabajadores, los contratistas de construcción y el gobierno. Esa es la única forma que podemos garantizar que los trabajadores y contratistas podrán juntos corregir las fallas de seguridad y denunciarlas a las autoridades si no se corrigen. El gobierno no tiene recursos para estar inspeccionando cientos de obras de construcción y nosotros estamos ofreciendo ayudarle en esa tarea para salvaguardar la vida de miles de trabajadores que afanosamente reconstruyen a Puerto Rico”, enfatizó Severino.

La Gobernadora permitió reabrir las actividades de construcción luego que el Task Force Económico recomendara la apertura de dicha Industria. Sin embargo, la apertura se dio justo en la fecha donde según el secretario de Salud, Lorenzo González, Puerto Rico enfrentaba el mayor número de infecciones, hospitalizaciones y muertes por el coronavirus.

“El pasado viernes en una entrevista en WAPA Televisión, el portavoz del Task Force Económico, Emilio Colón (pasado presidente de la Asociación de Constructores) expresó que: ‘aunque hay reportes de aumentos de casos [de COVID-19] el porciento de ocupación de camas y respiradores es muy bajo y la capacidad hospitalaria está’. Para mí eso es ofensivo a los trabajadores y nosotros en LiUNA no vamos a permitir que esas camas y respiradores sean ocupados con los trabajadores de la construcción y sus familiares por la falta de cumplimiento de los contratistas y la dejadez del gobierno”, concluyó Severino.