Toma control ante las barreras que no deben impedir un diagnóstico de cáncer de seno

Octubre, mes de la concienciación del cáncer de seno. Una enfermedad que sigue impactando la vida de muchas mujeres  y hombres en Puerto Rico. Según el Registro Central de Cáncer de Puerto Rico, uno de cada tres individuos pudiera padecer de cáncer en algún momento de su vida. Tanto los hombres como las mujeres, están en riesgo de manifestar esta enfermedad sin importar la edad, religión ni clase social. Sin embargo, cuando hablamos de cáncer de seno en Puerto Rico, es evidente mencionar que dicha enfermedad afecta tanto a la mujer como al hombre en nuestra Isla, a los hombres con menor frecuencia. 

Al enfocar nuestra atención específicamente a la salud de la mujer, es importante recalcar que los datos del Registro Central de Cáncer de Puerto Rico nos indican que el cáncer de seno ha sido el más diagnosticado y la primera causa de muerte entre las mujeres en Puerto Rico. Dicha condición representó el 28.6% de todos los cáncer más diagnosticados y el 18.6% de todas las muertes por cáncer. Se estima que 1 de cada 12 mujeres pudieran ser diagnosticadas con cáncer de seno en algún momento de su vida, mientras  que 5 mujeres puertorriqueñas son diagnosticadas con esta enfermedad antes de finalizar el día. 

El cáncer de seno es una enfermedad principalmente influenciada por factores de riesgo relacionados a estilos de vida o pudieran ser atribuidos al factor genético. Algunos factores de riesgos asociados para el cáncer de seno son: ser mujer, envejecer, llevar a cabo poca actividad física, historial familiar, tener mamas densas, consumo no moderado de alcohol, obesidad y contar con 50 años o más de edad, entre otros. En dicha condición se observa cómo las células de las glándulas mamarias se multiplican sin control y en ocasiones si el crecimiento es sumamente descontrolado puede generar la formación de tumores. 

El cáncer de seno se detecta debido al surgimiento de síntomas, pero existen mujeres que no presentan ningún tipo de síntoma al respecto. Toda mujer debe conocer su cuerpo y reconocer lo que es normal y no es normal en ella. Es de vital importancia que cada mujer identifique los síntomas o alarmas como lo son las secreciones anormales por el pezón, enrojecimiento del seno, dolor en el seno y retracción del pezón. No obstante, no todos los tipos de cáncer de seno son similares, existen unos más comunes que otros. Dentro de los más comunes encontramos los siguientes: 

  1. Carcinoma ductal in situ(DCIS)-es un cáncer de seno no invasivo o preinvasivo
  2. Carcinoma lobulillar in situ(LCIS)-se le denomina neoplasia lobulillar
  3. Cáncer invasivo (infiltrante)-se han propagado hacia el tejido mamario circundante 

Por esta razón es de suma importancia realizarse las pruebas de detección temprana y programadas tales como la mamografía, ecografía del seno y estudios de imágenes de resonancia magnética o los recomendados por su médico especialista. A través de las pruebas de detección temprana y confirmación de diagnóstico logramos educar a nuestras mujeres para que conozcan sus riesgos y aprendan qué tipo de barreras les impide poder obtener dichos servicios. 

Te compartimos algunas de las barreras más comunes que se vuelven en un impedimento para detectar a tiempo un cáncer de seno y trastocan tu calidad de vida. ¡Toma nota, te serán muy útiles! 

  1. Conocimiento acerca de los factores de riesgo, síntomas y toma de decisiones ante un evento sospechoso.
  2. Atención y seguimiento al cuidado de la salud femenina de acuerdo a la edad de la paciente.
  3. Falta de recursos económicos para completar con éxito las pruebas de detección temprana. Existen ayudas disponibles por parte de fundaciones, hospitales y grupos comunitarios para asistir a las pacientes y no falten a sus citas.
  4. Contar con un acompañante o cuidador para asistir a las citas médicas y exámenes de seguimiento para que las mismas no sean postergadas. El acompañante o cuidador puede ser un familiar, amigo o compañero de trabajo. 
  5. No contar con centros radiológicos disponibles o cercanos al área demográfica del paciente para hacerse sus pruebas de detección, de esta manera considerar las ferias de salud y servicios gratuitos.
  6. Si trabajas, oriéntate acerca de las leyes laborales que comparte tu patrono en caso que necesites un tiempo adicional para asistir a tus citas de seguimiento médico. 
  7. Inserta dentro de las actividad cotidiana, el asistir a un nutricionista y hacer un plan de alimentación adecuado de acuerdo a tu edad.  
  8. Selecciona un lugar amplio y relajado para que puedas ejercitarte y combatas la obesidad.
  9. No cargues demasiadas tensiones, el descanso y la hora de dormir son importantes para tu bienestar y equilibrio. 
  10. Dedícate tiempo, haz una lista de tareas diarias que te traduzcan paz. Alterna con nuevas tareas que te gusten semanalmente.

Definitivamente, una mujer educada puede tomar acción en un diagnóstico de cáncer de seno. Recuerda que el cáncer no es una sentencia de muerte, he podido dar testimonio de cómo esta enfermedad ha servido de vehículo para que la sobreviviente de cáncer de seno puertorriqueña se aferre más a la vida y entienda mejor su condición. 

Las invito a que este mes de Octubre sea un mes para crear conciencia acerca de esta condición que está tocando las puertas de tantas mujeres puertorriqueñas. Mis mejores deseos a nuestras pacientes de cáncer de seno que hacen la diferencia en Puerto Rico y sirven como ejemplo de superación para otras recién diagnosticadas.