Todos los de 18 años o más son elegibles para una vacuna de refuerzo contra el COVID-19

Foto suministrada

Las personas de 18 años de edad o más que recibieron las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna pueden recibir una dosis de refuerzo, así lo anunció recientemente los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). 

Puede decidir qué vacuna contra el COVID-19 recibir como dosis de refuerzo. Es posible que algunas personas prefieran el tipo de vacuna que recibieron originalmente, y otras pueden preferir recibir un refuerzo con otra vacuna. Ahora los CDC autorizan este tipo de combinaciones para las dosis de refuerzo. 

Si se vacunó con vacunas contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech o Moderna usted debería recibir una dosis de refuerzo si tiene 18 años de edad o más y si pasaron 6 meses después de haber completado su esquema principal de vacunación contra el COVID-19. 

Si se vacunó con Janssen de Johnson & Johnson usted debería recibir una dosis de refuerzo si tiene 18 años de edad o más y si pasaron al menos 2 meses después de haber recibido la vacuna.

Lleve su tarjeta de registro de vacunación contra el COVID-19 de los CDC a su cita de vacunación para recibir la dosis de refuerzo para que su proveedor pueda completar la información sobre su dosis de refuerzo. 

Si no recibió una tarjeta en su primera cita, contáctese con el sitio de vacunación donde se vacunó la primera vez o con su departamento de salud estatal para consultar dónde puede solicitar una tarjeta. 

Puede sufrir algunos efectos secundarios después de vacunarse contra el COVID-19. Estos son signos normales de que su organismo está generando protección contra el COVID-19. 

Use v-safe para informar a los CDC acerca de cualquier efecto secundario. Si ingresa la dosis de refuerzo en su cuenta de v-safe , el sistema le enviará verificaciones de salud todos los días. 

Los estudios demuestran que después de vacunarse contra el COVID-19 la protección contra el virus y la capacidad de prevenir la infección por la variante delta se reducen con el tiempo. 

Los datos de ensayos clínicos reducidos demuestran que la efectividad de la vacuna contra la infección por COVID-19 disminuye después del esquema principal de vacunación, pero la protección sigue siendo alta para prevenir casos graves de la enfermedad y hospitalizaciones. 

Los datos de los ensayos clínicos demuestran que una dosis de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer-BioNTech es efectiva para proteger contra el COVID-19, lo que se suma a otras evidencias que demuestran que una dosis de refuerzo puede resultar mucho más efectiva en comparación con el esquema principal de vacunación.