Terremotos: qué hacer antes, durante y después del sismo

Cuando seleccione su hogar o negocio como refugio o punto de encuentro, verifique que el edificio sea resistente a los códigos de construcción para terremoto.

Foto suministrada

Los terremotos son temblores rápidos y repentinos de la tierra, provocados por el rompimiento y desplazamiento de una roca subterránea o placa tectónica: una acción que libera energía acumulada durante largo tiempo.

Los terremotos ocurren a lo largo de grietas en la superficie de la tierra, llamadas líneas de falla, y se pueden sentir en grandes áreas, a pesar de que por lo general duran menos de un minuto.

Antes de un terremoto

Para minimizar sus potenciales efectos, debe preparar un equipo de suministros de emergencia y elaborar un plan de comunicación familiar. El kit debe tener en cuenta las necesidades particulares de su familia, incluidos los adultos mayores y los suministros para mascotas.

Asimismo, ante la posibilidad de que necesite sobrevivir por sí mismo durante varios días, todos deben estar preparados para tener su propia comida, agua y suministros para al menos 72 horas.

El kit de suministros básicos de emergencia debe incluir:

– Un galón de agua por persona por día, para tres días de consumo e higiene.

– Alimentos no perecederos para al menos tres días

– Un radio de baterías o manivela

– Linterna

– Botiquín de primeros auxilios

– Baterías de repuesto

– Silbato para pedir ayuda

– Mascarilla para filtrar el aire contaminado y una lona plástica y cinta adhesiva para armar un refugio en el lugar

– Toallitas húmedas para higiene

– Bolsas de basura

– Herramientas básicas

– Abrelatas manual para los alimentos

– Mapas del lugar

– Teléfono celular, cargadores y batería de repuesto

Suministros adicionales

– Medicamentos recetados

– Analgésicos, antidiarréicos, antiácidos o laxantes

– Espejuelos y líquido para limpiar lentes de contacto

– Fórmula para lactantes, biberones, pañales, toallitas húmedas, ungüento para la dermatitis del pañal

– Alimentos para mascota y agua adicional para su mascota

– Dinero en efectivo

– Documentos importantes de la familia, como copias de las pólizas de seguro, identificaciones y registros de cuentas bancarias, que deben guardarse electrónicamente o en un envase portátil impermeable

– Un saco de dormir o manta para cada persona y muda completa de ropa y calzado resistente

– Cloro doméstico y un gotero para desinfectar el agua

– Fósforos en un envase impermeable

– Extintor de incendios

– Artículos de higiene personal

– Kits de cocina, vasos y platos de papel, toallas de papel y utensilios de plástico

– Papel y lápiz

– Libros, juegos, rompecabezas u otras actividades para niños

Mantenimiento del kit

Después de preparar su kit, recuerde de realizar el mantenimiento regular de los suministros de manera que esté listo para cuando lo necesite:

– Mantenga los alimentos enlatados en un lugar fresco y seco.

– Almacene la comida en cajas en recipientes de plástico o de metal herméticamente cerrados.

– Reemplace los artículos vencidos según sea necesario.

– Cada año considere las nuevas necesidades de su familia y actualice el kit.

Lugares de almacenamiento

Puesto que no sabe dónde se encontrará cuando ocurra una emergencia, prepare kits de suministros para mantener en casa, el trabajo y los vehículos.

– Casa: guarde este kit en un lugar designado, listo para cuando tenga que abandonar su hogar rápidamente. Asegúrese de que todos los miembros de la familia sepan dónde se guarda.

– Oficina: esté preparado para refugiarse en el trabajo durante al menos 24 horas. Su kit del trabajo debe incluir alimentos, agua, medicamentos y otras necesidades, al igual que calzado cómodo para caminar, almacenados en una caja lista para llevar.

– Vehículo: guarde también un kit con suministros de emergencia en su auto.

Planifique y prepárese

– Mire a su alrededor los lugares donde pasa el tiempo. Identifique lugares seguros, como debajo de un mueble sólido o contra una pared interior en su hogar, oficina o escuela, de manera que cuando inicie el temblor pueda agacharse en el piso, cubrir la cabeza y el cuello con sus brazos y, si hay un lugar más seguro cerca, arrastrarse hacia él y agarrarse.

– Practique y agáchese, cúbrase y agárrese. Para reaccionar con rapidez se debe practicar a menudo. Todos tendrán solo segundos para protegerse a sí mismos durante un terremoto.

– Prevenga accidentes. Sujete correctamente a las paredes los objetos que pueden caerse y provocar lesiones. Por ejemplo, estantes, espejos y lámparas.

– Planifique cómo va a comunicarse con los miembros de la familia e incluya varios métodos cuando prepare su plan de comunicación familiar.

– Cuando seleccione su hogar o negocio como refugio o punto de encuentro, verifique que el edificio sea resistente a los códigos de construcción para terremoto.

Durante un terremoto

Si está dentro de un edificio:

– Permanezca dentro hasta que el temblor cese y sea seguro salir. No salga durante el temblor. No use marcos de puertas, a menos que sepa que están sujetados firmemente, que sostienen peso y que están cerca de usted.

– Agáchese en el piso, cúbrase debajo de una mesa u otro mueble resistente y agárrese hasta que las sacudidas cesen.

– Cúbrase el rostro y la cabeza con los brazos para protegerse de la caída de escombros. Si hay una pared interior o una esquina cercana, y el camino está despejado, estos también pueden proporcionarle alguna protección adicional.

– Manténgase alejado de vidrios, ventanas, paredes y puertas exteriores y de cualquier objeto que pueda caerse, como lámparas o muebles.

– Permanezca allí hasta que el temblor cese y sea seguro salir.

– Si cree que no será posible tirarse al piso de forma segura para protegerse, identifique una esquina interior de la habitación que esté lejos de las ventanas y los objetos que puedan caer sobre usted. La Alianza de Países ante Terremotos aconseja tirarse al piso tan bajo como sea posible.

– Las personas que utilizan sillas de ruedas u otros dispositivos de movilidad deben asegurar las ruedas y permanecer sentados hasta que pase el temblor. Proteja su cabeza y cuello con sus brazos, una almohada o lo que esté disponible.

– Si está en la cama cuando sienta el temblor, permanezca allí. Espere y protéjase la cabeza con una almohada, a menos que esté debajo de una lámpara pesada que pueda caerse. De ser así, trasládese al lugar seguro más cercano.

– Si está en el exterior cuando empieza a temblar, aléjese de los edificios, postes, semáforos y cables de electricidad. Una vez esté en un lugar abierto “agáchese, cúbrase y agárrese”. Quédese allí hasta que pase el temblor. Si no puede alejarse de edificios, busque refugio en el interior de uno, agachándose en un rincón del interior para eludir la caída de escombros.

– Si está en un automóvil en marcha, deténgase tan rápido y seguro como sea posible y permanezca en él. Evite detenerse cerca o debajo de puentes, postes, edificios, árboles y cables eléctricos. Una vez que el terremoto haya pasado, proceda con cautela. Evite carreteras, puentes o rampas que el terremoto pueda haber dañado.

Después de un terremoto

– Cuando las sacudidas cesen, mire a su alrededor para asegurarse de que sea seguro moverse. Luego, salga del edificio y diríjase a un área al aire libre, lejos de la zona afectada.

– Si está atrapado, no mueva ni levante el polvo.

– Si tiene un teléfono celular con usted, utilícelo para llamar o para enviar un mensaje de texto para solicitar ayuda.

– Dé golpes en un tubo o pared para que los rescatistas puedan encontrarlo. Use un silbato, si tiene uno.

– Una vez esté en un lugar seguro, escuche las noticias locales a través de la radio o televisión, para conocer la información de emergencia más actualizada. Revise las alertas de texto de teléfono celular, para obtener información de emergencia e instrucciones.

– En caso de réplicas, agáchese, cúbrase y agárrese. Estos movimientos sísmicos secundarios son, en general, menos violentos que el temblor principal, pero pueden ser lo suficientemente fuertes como para provocar más daños en las estructuras debilitadas.- No atienda ni difunda rumores. Obtenga información fiel y directa de funcionarios competentes. En una emergencia, esto es crucial.

Comparta y ensaye su plan

Como siempre existe la posibilidad de que su familia no esté reunida al momento de un desastre, es importante determinar cómo se comunicarán entre sí y cómo se volverán a juntar. Para ello, establezca un lugar de reencuentro que sea conocido y fácil de encontrar.

Para ayudarle, analice estas cuatro preguntas con su familia, amigos o grupo familiar:

¿Cómo recibiré las alertas y advertencias de emergencia?

¿Cuál es mi refugio?

¿Cuál es mi ruta de evacuación?

¿Cuál es mi plan de comunicación familiar/grupal?

Tan pronto estas interrogantes sean contestadas y se aclaren las necesidades específicas de su grupo familiar, practique el plan con todos, distribuya copias de ser necesario y revíselo al menos una vez al año.

Para más información sobre cómo planificar y prepararse para un terremoto acceda a las páginas web de El Gran ShakeOut y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

(Fuente: Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU.)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.