Tercera ronda de cheques de estímulo: un paso más cerca desde esta semana

A juicio de estos expertos, lo más pronto que podríamos ver la aprobación congresional de un paquete de semejante magnitud sería al comienzo del mes de febrero.

Foto archivo

El presidente electo Joe Biden ya dio a conocer su prometido paquete de ayuda para contrarrestar el impacto económico de la pandemia en los Estados Unidos y sus territorios: un proyecto que  incluye cheques de estímulo por $1,400 para la mayoría de los ciudadanos.

Su propuesta se aproximará un paso más a la realidad esta semana, tan pronto Biden y dos nuevos senadores demócratas de Georgia asuman el cargo, ya que  los demócratas estarán en control de la presidencia y el Congreso, lo que le dará al paquete de ayudas montante a $1.9 billones (trillions en inglés) una buena oportunidad de aprobación.

No obstante, el proceso puede llevar más tiempo del que esperan millones de recipientes y muchos líderes demócratas.

¿Por qué? Los cheques son parte de un plan complejo y estratificado que incluye aumentar el salario mínimo a $15 la hora, ampliar las licencias por seguro de desempleo y aumentar los créditos fiscales para las familias con niños.

Como han advertido analistas, un proyecto de ley único -que se centrara solo en los factores de estímulo- se podía aprobarse rápidamente. Sin embargo, algo que totaliza casi $2 billones (trillions) en fondos federales puede absorber días, si no semanas, de debate y discusión.

Como temprano…

A juicio de estos expertos, lo más pronto que podríamos ver la aprobación congresional de un paquete de semejante magnitud sería al comienzo del mes de febrero.

Si bien el liderazgo demócrata espera aprobar rápidamente la medida, es poco probable que todos los pormenores de un plan como ese puedan resolverse en la última semana de enero.

Aun así, una vez aprobado, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos podría distribuir los cheques en cuestión de días, ya que han mejorado sustancialmente la velocidad de procesamiento para residentes en los 50 estados, desde su primera ronda de cheques de $1,200 hasta el pago más reciente de $600.

En Puerto Rico, el gobernador Pedro Pierlusi anunció este martes que el Pago de Impacto Económico de $600 se comenzará a distribuir a partir de esta semana y que alcanzará a 2.8 millones de personas.

La noticia trascendió luego de que el Servicio federal de Rentas Internas (IRS en inglés) aprobara al Departamento de Hacienda el borrador del plan para la distribución de los pagos.

Otro factor

Queda por ver si el nuevo Senado federal adoptará los procedimientos de acusación contra el presidente saliente, acusado por incitar a la insurrección el pasado 6 de enero, previo a los actos violentos en el Congreso.

De ser así, el tiempo que le tome al nuevo Congreso federal aprobar el nuevo paquete de estímulo podría extenderse, aunque aún es prematuro concluirlo.

El plan de alivio del presidente electo se produce cuando Estados Unidos está en la cresta de la ola más peligrosa de la pandemia.

Al cierre de esta edición, casi 400 mil personas habían muerto por COVID-19 en esa nación y sus territorios, y la pasada semana otras 965 mil personas radicaron solicitudes semanales de desempleo, una señal de que la propagación del virus y sus efectos en la economía están obligando a las empresas a reducir y despedir trabajadores.

Según la estrategia de varios frentes de Biden, alrededor de $400 mil millones se destinarían directamente a combatir la pandemia, mientras que el resto se centra en el alivio económico y la ayuda a los estados y localidades.

Se asignarían alrededor de $20 mil millones para un enfoque más disciplinado en la vacunación, además de los $8 mil millones ya aprobados por el Congreso.

Biden ha pedido la creación de centros de vacunación masiva y el envío de unidades móviles a áreas de difícil acceso.