Tecnólogos Médicos piden a la Legislatura que les haga justicia con incentivos económicos

Foto: Suministrada

La presidenta del Colegio de Tecnólogos Médicos de Puerto Rico (CTMPR), Lillian Otero Cordero, solicitó al presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez, que reconsidere como parte de la discusión de la Resolución Conjunta 666 (RCC 666) de este cuerpo legislativo, que se espera sea discutida mañana, el incentivo económico que se otorgará a los tecnólogos médicos, quienes juegan un rol fundamental en la lucha contra la propagación del coronavirus COVID-19.

“El desconocimiento, tanto en el gobierno como en la ciudadanía, sobre el rol vital del tecnólogo médico y su aportación en la cadena de servicios que hace frente a la pandemia del coronavirus, se refleja en las recién aprobadas resoluciones de la Legislatura sobre los incentivos económicos para los trabajadores afectados por la emergencia y los profesionales de la salud que laboran en ella. Mientras a policías, bomberos, oficiales de recursos naturales, enfermeras, tanto del sector público como privado, y a técnicos de salud se les entregarán bonos de entre $2,500 y $4,000, no está claro cuál será la bonificación de los tecnólogos médicos”, destacó Otero Cordero en una comunicación escrita enviada al líder cameral.

La presidenta del CTMPR recordó que los tecnólogos médicos son profesionales altamente regulados por leyes federales y estatales, todos ellos con bachilleratos y una gran cantidad con maestrías. Actualmente son quienes están encomendados, por ley y por el Reglamento 120 del Departamento de Salud, para encargarse de hacer un análisis minucioso de controles de calidad a las pruebas de COVID-19, trabajan con la muestra tomada a potenciales portadores del coronavirus, se encargan de aislar el virus, lo replican e interpretan los resultados obtenidos. Esta labor brinda las herramientas claves de diagnóstico para asistir al personal médico en la toma de decisiones relacionadas a la atención del paciente, determinando su futuro y el camino que tomará la cadena de servicios de salud.

“Sin los tecnólogos médicos el sistema de salud de Puerto Rico estaría ciego y a la deriva ante esta crisis. Ellos son los científicos del laboratorio clínico que, por la naturaleza de sus deberes, no existe una sola ley federal o estatal que no los clasifique en la categoría de más alto riesgo dentro de esta pandemia”, indicó Otero Cordero.

La presidenta del Colegio señaló que, el pasado mes, la Legislatura aprobó la versión final de la Resolución Conjunta del Senado 493, en cuya sección siete se dispone que se concederá un bono de $2,500 para una clasificación que denominaron “técnicos de salud” que intervienen en las labores durante esta emergencia. Según dijo dicho término no es específico y no está claro si incluye a los tecnólogos médicos o cualquier otra clasificación, pero tampoco lo descarta.

“Conforme a gestiones realizadas por el Colegio, las que incluyen comunicaciones telefónicas directas con miembros del Senado y la Cámara, puede entenderse que esta clasificación es una amplia y que está incluida nuestra profesión. Esta interpretación es cónsona con la intención legislativa expresada en la exposición de motivos de la RCS 493”, aseguró.

Otero Cordero añadió que al darle paso a la RCC 666 ha surgido información confusa en torno a la intención de entregar a los tecnólogos médicos una bonificación de solo $1,000 y exclusivamente a aquellos que laboran en el sector público.

“De ser correcta esta intención, lo que refleja es el desconocimiento total que existe sobre quién es el tecnólogo médico y las funciones que realiza. De igual forma, deja entrever que desconocen que la mayoría de nuestros profesionales se desempeñan en hospitales y laboratorios clínicos privados. Si se mantiene esta intención el incentivo que recibirán los tecnólogos médicos será uno en extremo desproporcionado tomando en consideración la función que realizamos versus la de algunos trabajadores que no se enfrentan, de manera directa al virus, pero recibirán mayor cuantía que nuestra clase profesional”, expresó la líder del CTMPR.

Ante esta coyuntura, Otero Cordero dijo le solicitaron formalmente a Méndez, así como al resto de los representantes, que se aproveche la discusión de la RCC 666 para aclarar las dudas existentes en torno a los incentivos que le serán entregados a los profesionales de la tecnología médica.

“Estamos a tiempo de que hagan un verdadero acto de justicia y se nos trate en igualdad de condiciones. Los tecnólogos médicos también dejamos a un lado nuestras familias para asumir el riesgo que conlleva enfrentar la batalla contra el COVID-19 y nos estamos sacrificando para garantizar la salud de toda nuestra ciudadanía. Merecemos ser valorizados y tratados con el mismo respeto que a la gran mayoría de los profesionales de la salud que dan la milla extra por nuestro pueblo en estos momentos”, puntualizó la líder de los tecnólogos médicos.

Aunque el Senado ya atendió la RCC 666, la presidenta del CTMPR informó que también le solicitaron al presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, que en caso de que la medida volviese a ese cuerpo legislativo se atiendan las preocupaciones existentes en torno a la bonificación de los tecnólogos médicos.

En Puerto Rico existen cerca de 3,500 tecnólogos médicos licenciados y colegiados que laboran en más de 900 laboratorios clínicos, hospitales y bancos de sangre. El 89% del género que componen esta profesión son mujeres, muchas de ellas jefas de familia.