Supremo rechaza peticion de “Chino” Diaz impugnando su descalificación

Foto archivo

SAN JUAN- El Tribunal Supremo rechazó el miércoles una petición de certiorari presentada por el candidato descalificado, Pedro “Chino” Díaz Santiago, quien impugnó la decisión del Presidente del Partido Popular Democrático, David Bernier, descalificándolo como candidato a representante por el Distrito 23 de Yauco, Peñuelas, Guayanilla y Ponce.

“Desde principios de año, el PPD realizó todos los esfuerzos y los actos legales necesarios y convenientes para remover a Díaz de la papeleta y éste dilató la decisión final mediante la utilización de diversos mecanismos legales”, expresó el secretario general de dicha colectividad, licenciado Javier Echevarría Vargas en un comunicado.

“El proceso de litigación fue intenso durante todo ese periodo de tiempo, pero finalmente se materializó el interés del Partido Popular de remover de la papeleta a una persona que actualmente se encuentra imputado de delito”, añadió.

La decisión del PPD, validada por los tribunales, fue en el sentido de que Díaz Santiago le remitió dos vídeos de alto contenido pornográfico a una electora, los que no fueron ni solicitados, ni consentidos, ni promovidos por ella. Como consecuencia de ello, el PPD concluyó que éste, se encuentra inhabilitado como candidato a la posición de representante por el Distrito 23.

Indicó el Secretario General del PPD que “Ese proceder de transparencia y adecuacidad adoptado por el Partido Popular ha sido consistente y le ha llevado a descalificar a varios candidatos que interesaban formar parte de nuestra papeleta. En contraste con ello, el Partido Nuevo Progresista ha mantenido en su papeleta candidatos que han violado nuestro Ordenamiento Jurídico y aun así se encuentran incorporados en la oferta electoral de ese partido político.”

Además de esto Echevarría Vargas expuso, “Ante este escenario y experiencia nos debemos plantear la posible reevaluación de nuestro Ordenamiento Jurídico para adoptar pautas legales dirigidas a acelerar los procedimientos adjudicativos de esta naturaleza, ello sin lesionar su derecho al debido proceso de ley.” A eso añadió, “No es posible que una persona mantenga cautivo a un partido y a un electorado por un tiempo irrazonable, y de esa forma impropiamente se mantenga en una candidatura en contravención a los mejores intereses del País.”