SPU exige ajuste salarial para todos los trabajadores del Departamento de la Familia

La unión destacó que esta acción patronal ha generado un gran malestar entre los unionados y supervisores de la agencia, quienes han realizado hoy una acción de denuncia conjunta exigiendo justicia salarial

foto: Suministrada

SAN JUAN – Servidores Públicos Unidos de Puerto Rico, Concilio 95 AFSCME, como representante exclusivo de los trabajadores del Departamento de la Familia reclamó este lunes, de que todos los empleados del Departamento de la Familia de todas las administraciones se merecen un ajuste salarial justo y equitativo como el que recibieron los compañeros de ADFAN y el secretariado.

“Recientemente, el Departamento de la Familia utilizó fondos federales para realizar un ajuste salarial de 600 dólares a los trabajadores de la Administración de Familias y Niños y a los del Secretariado. De esta manera, dejó fuera de este ajuste a los otros trabajadores de ADSEF, ASUME y ACUDEN quienes son parte de la agencia y también merecen justicia salarial. Nosotros cuestionamos las razones por las cuales no se otorgó a todos por igual este ajuste y el patrono manifestó que esos fondos responden a una partida federal específica que debe ser otorgada exclusivamente a personal que labore en ADFAN y Secretariado. SPU solicitó la evidencia que sustente los argumentos del patrono y aún no nos la han entregado. Nuestros esfuerzos están encaminados en lograr a la brevedad posible identificar fondos similares para negociar con el patrono justicia salarial para todos los unionados.  Por eso nuestra unión, ha estado activa reuniéndose con el patrono, denunciando esta disparidad, buscando alternativas de fondos federales y cabildeando para lograr un ajuste salarial para todos”, explicó Jeannette Rosa, presidenta de SPUPR, Local 3227 Unidad A Familia en comunicación escrita.

La unión destacó que esta acción patronal ha generado un gran malestar entre los unionados y supervisores de la agencia, quienes han realizado hoy una acción de denuncia conjunta exigiendo justicia salarial.

“Nosotros estamos conscientes del gran malestar que ha generado el Departamento de la Familia con esta acción unilateral de otorgar ajustes salariales a unas administraciones si y a otras no. Un aumento que le hace justicia a los compañeros de ADFAN y Secretariado, pero que a la misma vez genera una disparidad con los otros trabajadores de esta agencia que no recibieron ninguna compensación económica y que de igual manera se lo merecen. La indignación ha sido tan grande que hasta los supervisores se han convertido en portavoz exigiendo ajustes salariales para todos. Si el Departamento de la Familia hubiese negociado y discutido esta acción con la unión, estamos seguros de que hubiéramos buscado la manera de lograr justicia salarial para todos”, sentenció Solimar Hernández, presidenta de SPUPR, Local 3234 Unidad B Familia.

La unión responsabilizó a la agencia por crear esta situación de inequidad entre los mismos trabajadores y por violentar la Ley 45 de Sindicación. En esta Ley se reconoce el derecho de representación exclusiva de la unión para negociar todo lo concerniente a las condiciones salariales y laborales de sus representados y la obligación del patrono a cumplir con estos postulados.

Además, la líder sindical recordó que el último aumento de salario recibido fue en virtud de la negociación del convenio colectivo y fue otorgado a los trabajadores en el 2014.  Desde entonces lo único que los trabajadores han recibido son recortes en sus derechos y beneficios y un aumento desmedido en cantidad de trabajo.

El SPU enumeró todas las acciones que ha realizado en búsqueda de lograr justicia salarial destacando la solicitud a su unión matriz AFSCME para que les ayude a identificar fondos federales recurrentes y no recurrentes disponibles para lograr este beneficio para todos los trabajadores, las reuniones con el patrono, las comunicaciones con la legislatura, y las denuncias públicas regionales y nacionales.