Solicitarán “desestimación de procedimiento” abogados de Jimmy Borrero

La fiscal asignada no se presentó.

Jimmy Borrero Costas, a la salida del Tribunal de Primera Instancia de Guayanilla. Foto: Coral Negrón

GUAYANILLA – Los abogados del peñolano Jimmy Borrero Costas, imputado el pasado 11 de julio por presunta agresión a un camionero, adelantaron hoy que presentarán una solicitud de “desestimación de procedimiento”.

Ante todo, porque a su cliente le violentaron los derechos y durante el proceso de Regla 6 “se presentó una prueba que fue exclusivamente escuchada por el juez y que solamente la conocía el Ministerio Público”, señalaron los letrados Martín González Vélez y Donald Milán Guindín.

“El señor Borrero nunca conoció la declaración jurada de la otra parte y el juez determinó causa”, puntualizó González Vélez en la mañana de hoy, antes de ingresar a Sala de Primera Instancia del Tribunal de Guayanilla, donde se celebraría una audiencia por los hechos ocurridos el pasado 12 de julio, durante una manifestación contra del depósito de cenizas de AES en el vertedero EC Waste de Peñuelas.

No obstante, el proceso judicial se reseñaló para el 12 de septiembre, cuando se espera que comience a desfilar la prueba.

Según argumentó la defensa, ante el juez Efraín de Jesús Rodríguez las fiscales asignadas “verticalmente al caso” no han cumplido con la solicitud de la Regla 95 del procedimiento criminal.

En la corte, Milán Guindín afirmó que el Ministerio Público, representado por las fiscales Annette Esteves y Judith Borras ni siquiera contestaron la petición.

Sin embargo, un fiscal sustituto -Pedro Medina- dijo que dentro de 20 días la prueba estará lista.

A la vista de hoy se presentó el agente Robert González, del Distrito de Guayanilla, quien levantó la acusación contra el líder del Campamento Contra las Cenizas. Así mismo, las supuestas víctimas de agresión, José Luis Rodríguez Delgado y Félix Negrón.

A la salida del tribunal, Borrero Costas expresó sentirse en “plena paz”.

“Me puede denunciar mil veces y mil veces voy a estar allá en el campamento luchando por mis derechos”, acentuó.

Su versión de los hechos apunta a que el jefe del Policía que lo denunció sabe que a quien mandaron a denunciar fue al camionero y al jefe de los camioneros, no a él. Empero, dijo, vinieron órdenes de un superior y los sucesos se tergiversaron.

De igual modo, Borrero Costas cuestionó cómo a un camionero se le cae un celular y al bajarse del vehículo pesado a recogerlo puede ser agredido. “Él fue el que se bajó a agredirnos y lo tenemos grabado, haciendo lo mismo desde el 2015, pero la Policía no hace nada”, insistió.

Donald Milán Guindín y Martín González Vélez. Foto: Coral Negrón

Un caso particular

Los abogados de defensa agregaron que se les hace “imposible de creer” que un caso clasificado como “menos grave” cuente con dos fiscales desde la primera etapa. Contra Borrero Costas pesa un cargo menos grave por violación al artículo 108 del Código Penal.

“Esto es un caso bien particular, esto son señalamientos y acusaciones sistemáticas para tratar de desarticular el campamento que le hace resistencia a la compañía que deposita cenizas”, arguyó Milán Guindín.

Por otro lado, el licenciado González Vélez sostuvo que el Estado está utilizando su aparato para “reprimir una manifestación legítima”. A su vez, discrepó de que se utilice la Policía de Puerto Rico como “guardia privado” y al Departamento de Justicia para reprimir una manifestación.

“Todo el Estado conspira para violentarle los derechos a esa comunidad que viene sufriendo los desmadres de la planificación de Puerto Rico desde la desaparición de la CORCO. Le dejaron allí todo un vertedero industrial”, recalcó.