Sobre 800 artistas se inspiran en las danzas de Juan Morel Campos

Artesanías, música, obras de teatro, pinturas, bailes, disertaciones y talleres gratuitos sobre la vida y obra del insigne compositor arropan este fin de semana el Centro Histórico ponceño.

Foto suministrada

Desde este viernes, cientos de artistas y humanistas darán aliento a la octava edición de la Campechada, dedicada este año al compositor ponceño Juan Nepomuceno Morel Campos.

Según adelantó Mariana García Benítez, gerente general del evento, cerca de 800 artistas, músicos, artesanos y humanistas se trasladarán a la Plaza Las Delicias y el centro histórico ponceño para exponer hasta este domingo sus artesanías, música, obras de teatro, pinturas, tallas, bailes, disertaciones y ofrecer talleres gratuitos sobre la vida y obra de Morel Campos.

“El propósito de la Campechada es educar sobre las artes y la cultura y, además, mover la economía”, explicó García Benítez.

“Este año, los artistas participantes tienen la tarea de estudiar la vida y obra de Morel Campos para crear obras de teatro, arte urbano, diseño, piezas de arte y otras manifestaciones culturales para que el público conozca al artista principal”.

Como explicó, la Campechada surgió en el año 2011 tras una reunión convocada por Lourdes Ramos, del Museo de Arte de Puerto Rico en Santurce, quien propuso al Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) dar continuidad a una exposición celebrada allí sobre la obra del pintor José Campeche.

A partir de entonces, el ICP designó un comité que dedicó la primera Campechada al pintor José Campeche y Jordán de San Juan.

Las siguientes cinco ediciones fueron dedicadas a los pintores Francisco Oller y Cestero de Bayamón; Rafael Tufiño Figueroa de La Perla en el Viejo San Juan; Myrna Báez González de Santurce; Rafael Ríos Rey de Ponce y el pintor ponceño Elizam Escobar.

Las primeras seis Campechadas fueron celebradas en la calle San Sebastián, la Plaza del Quinto Centenario, la Plaza San José y otras plazas en la periferia del Viejo San Juan.

El año pasado, la Campechada fue dedicada al educador, abogado, filósofo, sociólogo, intelectual y novelista Eugenio María de Hostos y se celebró en su natal Mayagüez.

Abarcadoras e interactivas

Este año, al igual que en los anteriores, la actividad pretende sensibilizar y compartir con el público el conocimiento sobre el homenajeado, incluyendo actividades en las que los asistentes pueden dibujar a base de lo aprendido durante las exposiciones.

García Benítez señaló que el evento cuenta con sobre 55 auspiciadores y colaboradores, entre los que resaltó al National Endowment for the Arts, entidad que sufraga las obras teatrales.

García Benítez añadió que esta entidad y el ICP aportan más de $100 mil de su presupuesto para sufragar los gastos del evento y el medio centenar de auspiciadores gubernamentales, como la Compañía de Turismo y el Gobierno Municipal de Ponce aportan otros $100 mil indirectos, mediante cuñas publicitarias y otros servicios para promover y facilitar la actividad.

La promotora cultural además estimó que el evento genera más de 300 empleos durante los tres días del fin de semana, mientras que los comercios de la ciudad sede reflejan hasta 40 por ciento de aumento en sus ventas y los hoteles, y paradores tienen una ocupación de entre el 70 y 100 por ciento, lo que resulta en un impacto económico significativo en el pueblo huésped.

Se estima que, en promedio, los asistentes a la Campechada gastan más de $30

“Gracias al evento, se mueve la economía y pone pan en la mesa de los artistas”, subrayó la gerente general de la Campechada.

Agregó que, además de los artistas y humanistas, participan agricultores que exponen sus productos y dictan charlas de temas sobre la tierra, como el tabaco.

Por primera vez este año, participarán organizaciones comunitarias sin fines de lucro, estudiantes de arte y el Albergue Cristo Pobre, que atiende a personas sin hogar.

Indicó que el pueblo y la figura a quien se le dedicará la actividad el año subsiguiente se decide al concluir el evento anual y los participantes son invitados con cinco meses de anticipación.

Fuente de inspiración

Morel Campos, hijo de un dominicano y una venezolana, nació en Ponce y estudió música desde los ocho años de edad con el compositor Manuel Gregorio Tavárez Ropero, conocido como el Padre de la Danza.

Precisamente, a Morel Campos se le atribuye haber elevado la danza a su máximo nivel, al componer sobre 550 obras antes de morir de un ataque al corazón durante un concierto en Ponce.

Aprendió a tocar casi todos los instrumentos de viento y fue uno de los fundadores de la Banda de Bomberos del Parque de Bombas de Ponce, precursora de la Banda Municipal de Ponce.

Tuvo su propia orquesta de baile, llamada La Lira de Ponce y adaptó sus composiciones para ser interpretadas en piano.

Aunque es mejor conocido por sus composiciones en danzas, también compuso valses, operas, sinfonías, marchas y oberturas.

Entre sus composiciones mas conocidas figuran Felices Días, No Me Toques, Idilio, Conversación, Sí, Te Toco; Sueño de Amor, Ten Piedad, Tormento, Un Conflicto, Vano Empeño, Sin Ti Jamás y Maldito Amor.

Los restos de Morel Campos descansan precisamente bajo la estatua en su honor, enclavada en la Plaza Las Delicias.

También bomba y plena

La líder y compositora del conjunto de ballet folclórico de bomba y plena ponceña Baramaya, Marta Vargas Cortés, anticipó que su agrupación presentará a 12 de sus integrantes en una obra que incluirá una bomba dedicada a Morel Campos, este sábado, 4 de mayo, a partir de las 8:00 de la noche en la Plaza Las Delicias.

Vargas Cortés, hija del llamado Indio de la Voz de Piedra y sobrina de José Oppenheimer Vargas, conocido como Bombón y a quien se le atribuye la creación de la plena, explicó que la agrupación surgió hace 50 años en su natal barrio Caracoles, donde ella, siendo niña, y otros vecinos contemporáneos, se sentaban en una escalera en el patio de su casa a cantar, recitar, actuar y bailar bombas y plenas acompañados por latas y potes.

“Baramaya tiene personalidad propia”, afirmó Vargas Cortés, al explicar que la agrupación subió por primera vez a una tarima pública en el año 1978 para exponer su particular bomba, plena y otros ritmos africanos.

Otra particularidad del grupo es que los conjuntos de bomba y plena de Ponce usaban mujeres como cantantes, pero ella tiene además un varón cantando bomba, y tres bailarinas.

Explicó que la agrupación combina la bomba contemporánea con los ritmos más lentos, cadenciosos y delicados propios de los conjuntos ponceños tradicionales.

Por su parte, Iraida Muñiz, a cargo de los artistas urbanos, indicó que los diez exponentes de esa manifestación que participarán en vivo son Hjalmar López, Julio César Torres, Del ber Sanabria, Ramón Negrón Vázquez, Daniel Phillipe Nazario, Rachel Smith Sepúlveda, Sacha Diana, Paola Michell, Félix Rodríguez y Carolina Román.

Vea el programa completo Aquí