Sindicato de trabajadores de la salud reclama medidas enérgicas para contener repunte del COVID-19

foto: Cybernews

SAN JUAN – El presidente de la Unión General de Trabajadores (UGT), Gerson Guzmán López, instó este domingo al secretario de Salud, doctor Carlos Mellado, y al gobernador Pedro Pierluisi a poner en vigor medidas más estrictas para atender el problema de salud pública que experimenta Puerto Rico con el incremento de los contagios, hospitalizaciones y muertes por el Covid-19.

La UGT representa a todos los trabajadores unionados del Departamento de Salud, sus Programas y hospitales, incluyendo el Centro Médico, la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción, Salud de la Capital y su oficina de OMME y el Negociado del Cuerpo de Emergencias Médicas; así como empleados en más de 25 instalaciones médicas privadas del país.

Guzmán López también recabó de ambos funcionarios gubernamentales que se garanticen medidas adicionales de protección a los trabajadores de la salud que laboran en los hospitales e instalaciones médicas del país que vienen realizando su trabajo en la primera línea de atención a los pacientes desde el momento de declararse la pandemia, en marzo del pasado año.

“Es de todos conocido que los hospitales en Puerto Rico, así como toda entidad que brinda servicios de salud, operan con escasez personal en todas sus áreas, en especial personal de enfermería, personal de apoyo, Técnicos y Paramédicos del NCEM y otros. Durante todo este tiempo, y para poder atender a los pacientes que acuden a los hospitales, este personal ha tenido que doblar turnos o permanecer en jornadas de trabajo extendidas, dado a la situación extraordinaria causada por la pandemia. Ante esta realidad, el aumento de contagios y de pacientes ingresados durante las pasadas semanas, se hace imprescindible la adopción de medidas extraordinarias que le permitan el descanso adecuado y la mayor seguridad en su desempeño laboral. El personal de la salud en la isla lleva ininterrumpidamente más de un año bajo estas condiciones de trabajo y se encuentra agotado, física y emocionalmente”, dijo Guzmán López en una declaración escrita.

En cuanto a las medidas contenidas en la más reciente Orden Ejecutiva, el presidente de la UGT considera que las mismas son insuficientes para atender una situación que la propia Asociación de Hospitales ha considerado que está “fuera de control”.

“En conjunto con la adopción de medidas más restrictivas, es necesario mantener la campaña de educación a la ciudadanía, la realización de pruebas masivas, continuar y redoblar los esfuerzos de la vacunación y hacer verdaderamente efectiva la labor de rastreo, a la vez que se atiende nuestro reclamo de atención a los trabajadores de la salud. No atender adecuadamente la presente situación, pondría nuestro sistema de salud en un riesgo inminente de colapsar y conocemos las consecuencias nefastas que esto acarrearía”, expresó el Presidente de la UGT.

Guzmán López también reclamó que se escuchen y se valoren las recomendaciones de los grupos de científicos, médicos y salubristas que han expresado la necesidad de decretar nuevamente un cierre total por un período mínimo de dos semanas, como medida urgente para contener la presente ola de contagios que arropa el país. Sin olvidar las medidas rigurosas que deben implementar para contener la entrada de visitantes a la Isla, por puertos y aeropuertos.