Serie Final del BSN: Urgente para Leones intensificar su juego

Adrian Uter es el mejor rebotero en la serie.

Foto: Florentino Velázquez

Luego de celebrados los primeros tres juegos de la serie final del Baloncesto Superior Nacional (BSN), los Leones de Ponce están en desventaja 2-1.

Los Leones han comenzado lento en estos primeros tres juegos del clásico, permitiendo que los Santeros de Aguada puedan sacar tempranas y holgadas ventajas, obligándolos a jugar al “catch-up”. Y aunque han logrado darle alcance o al menos acercarse en dos de los encuentros, al final el cansancio provocado por el esfuerzo le ha pasado factura.

Así pasó en el primer juego en Aguada en el que los Leones cayeron abajo desde el silbato inicial y todavía en el tercer parcial perdían por 15 puntos (54×39), cuando restaban 7:18.

Los Leones hicieron un empuje y se colocaron al frente 66×65 con 9:15 por jugar, pero fue entonces que estuvieron 4:25 minutos sin anotar, lo que aprovechó Aguada para     retomar el comando y la posterior victoria.

En el segundo juego, el patrón fue parecido y los Santeros llegaron a tener ventaja de 16 puntos en esa primera mitad.

Fue entonces cuando surgió el apagón que detuvo el encuentro por espacio de 1:15 y al regreso los Leones pudieron reaccionar para dominar, desde que faltaban 4:44 hasta el final del partido, 64×45 para finalmente ganar 92×87 y empatar así la serie a una victoria.

Pero en el tercer partido volvió a repetirse la misma historia, aunque esta vez la ventaja de los Santeros llegó a ser de 25 puntos -en dos ocasiones- la última tan temprano como abriendo el segundo período.

El resultado final, la segunda derrota de los ponceños para caer abajo en la serie 2-1.

Para que los Leones tengan mejores opciones al triunfo necesitan iniciar los juegos con mayor intensidad, tanto en el canasto defensivo como en el ofensivo.

La final del BSN continúa con el cuarto choque este   miércoles en Ponce para luego, en “back to back” visitar a los Santeros el jueves.

De ser necesario, el sexto juego sería el sábado en Ponce y de haber un séptimo decisivo encuentro se jugaría el lunes en Aguada.