Sepa la diferencia entre las pruebas existentes para detectar coronavirus

Foto: VisualHunt

Probablemente tenga cierta confusión entre las diferentes pruebas que se utilizan para detectar coronavirus, cuándo debe usarse una u otra y cómo se toman cada una. Para ello la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) explica sus diferencias a los pacientes. 

Según la FDA, existen dos tipos diferentes de pruebas: las pruebas de diagnóstico y las pruebas de anticuerpos.

Una prueba de diagnóstico puede mostrar si tiene una infección activa de coronavirus y debe tomar medidas para ponerse en cuarentena o aislarse de los demás. Actualmente existen dos tipos de pruebas de diagnóstico– las pruebas moleculares (RT- PCR) que detectan el material genético del virus, y las pruebas de antígeno o prueba rápida de diagnóstico que detectan proteínas específicas en la superficie del virus.

Por otro lado, una prueba de anticuerpos busca anticuerpos producidos por el sistema inmune en respuesta a una amenaza, como un virus específico. Los anticuerpos pueden ayudar a combatir infecciones. Los anticuerpos pueden tardar varios días o semanas en desarrollarse después de tener una infección y pueden permanecer en la sangre por varias semanas después de la recuperación. Debido a esto, las pruebas de anticuerpos no deben usarse para diagnosticar una infección activa de coronavirus. En este momento, los investigadores no saben si la presencia de anticuerpos significa que es inmune al coronavirus en el futuro.

Prueba molecular 

Muchas compañías y laboratorios han desarrollado pruebas para diagnosticar el COVID-19 basadas en la detección del material genético del virus en una muestra de la nariz o garganta del paciente y puede tomar de un día hasta una semana en obtener los resultados

Esta prueba generalmente es muy precisa y a menudo no necesita repetirse. La prueba puede mostrar si alguna vez tuvo el COVID-19 o si estuvo infectado con el coronavirus en el pasado. 

Prueba de antígeno

Las pruebas de antígeno o pruebas rápidas de diagnóstico también requieren un muestreo nasal o de la garganta. Generalmente proporcionan resultados que diagnostican una infección activa de coronavirus más rápido que las pruebas moleculares, pero las pruebas de antígeno tienen una mayor probabilidad de no detectar una infección activa. 

Si una prueba de antígeno muestra un resultado negativo, lo que indica que no tiene una infección activa de coronavirus, puede que su proveedor de atención médica ordene una prueba molecular para confirmar el resultado.

Prueba de anticuerpos

Las pruebas de anticuerpos o pruebas serológicas pueden proporcionar resultados rápidos, pero no deben usarse para diagnosticar una infección activa. 

Las pruebas de anticuerpos solo detectan anticuerpos que el sistema inmune desarrolla en respuesta al virus, no el virus en sí mismo; por lo tanto, es posible que los anticuerpos aún no se hayan desarrollado.

Esta prueba requiere de una muestra con punción en el dedo o extracción de sangre y el resultado puede estar listo en uno, dos o tres días. Algunas veces se necesita una segunda prueba de anticuerpos para obtener resultados precisos.