Senador exige enmendar Plan Fiscal UPR

Según el Plan aprobado por la JCF, para el 2026 la UPR contará con $512 millones menos en la asignación gubernamental. Eso es un recorte abusivo que amenaza la existencia de la UPR”, dijo el legislador

Foto EFE/Thais Llorca

El Capitolio – El portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez informó el jueves que radicó la Resolución del Senado 999 para que el Senado, en atención y deferencia al principio de autonomía universitaria, exprese su apoyo a la comunidad universitaria y solicite al gobernador, Ricardo Rosselló Nevares y a la Junta de Control Fiscal (JCF) que enmienden su Plan Fiscal.

Esto, para que se garantice su acreditación y que además, determinen que la Universidad presta un servicio esencial al pueblo de Puerto Rico.

“Luego de administraciones penepés y populares haberla tomado por asalto y menoscabando sus recursos por décadas, el actual gobierno de Puerto Rico avaló sumisamente una decisión desacertada y arbitraria, que raya en lo criminal, de la Junta de Control Fiscal que priva a la UPR de recursos sustanciales y necesarios para su funcionamiento. Según el Plan aprobado por la Junta de Control Fiscal, para el 2026 la UPR contará con 512 millones de dólares menos en la asignación gubernamental. Eso es un recorte abusivo que amenaza la existencia de la UPR”, dijo el legislador en declaraciones escritas.

Dalmau Ramírez indicó que respetadas figuras de la comunidad universitaria han advertido que la amenaza mayor a la estabilidad de la institución en estos momentos es precisamente ese plan fiscal, al punto de poner en riesgo su acreditación.

“Yo espero que el Senado de Puerto Rico no asuma un actitud de indiferencia y avale con su aprobación esta resolución para exigirle al gobernador y a la Junta que enmienden el Plan Fiscal impuesto para la institución y se detenga este criminal recorte presupuestario que pone en riesgo a nuestro principal centro docente”, sostuvo el senador.

Además, indicó que para hacer frente a esta situación el liderato del movimiento estudiantil de la UPR convocó para una movilización el viernes, 22 de febrero a partir de las 9:00 de la mañana desde el parque Luis Muñoz Rivera hasta la tercera Conferencia de Promesa que se va a estar llevando a cabo en el Hotel Sheraton.

“Nos solidarizamos con la convocatoria hecha por el movimiento estudiantil de la UPR Recinto de Río Piedras. Exhortamos a toda la comunidad universitaria y no universitaria  a participar de la marcha en contra de las medidas de austeridad que impulsa la Junta de Control Fiscal para el primer centro docente del país”, finalizó.