Senado aprueba realizar estudios de salud en comunidades cercanas a la planta de carbón en Guayama

Líderes activistas hacen llamado a representantes y al gobernador a eliminar la injusticia ambiental que sufren diariamente los vecinos de la empresa AES

Foto archivo

GUAYAMA –  El Senado de Puerto Rico aprobó una resolución para ordenar al Departamento de Salud, a la Escuela de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico y al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) que realicen, de manera conjunta, un avalúo, estudio y análisis de estudios sobre las condiciones de salud de los residentes del municipio de Guayama, cercanos a la planta de carbón de la empresa AES.

La Resolución Conjunta del Senado 2, cuya autora es la senadora María de Lourdes Santiago Negrón, del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), y que cuenta como coautoras y coautores con la senadora Joanne Rodríguez Veve (Proyecto Dignidad), y la senadora Ana Irma Rivera Lassén y el senador Rafael Bernabe Riefkohl, ambos del Movimiento Victoria Ciudadana, fue aprobada por unanimidad durante la Sesión Ordinaria de hoy lunes.

Alberto Colón del Valle, líder comunitario de la comunidad Miramar de Guayama, expresó que durante años se solicitó insistentemente que se realizarán estos estudios.

“Me alegro que esa resolución se haya aprobado. Para los residentes de la comunidad era tiempo ya que se llevara a cabo algo. El Departamento de Salud nunca ha hecho estudios para contrarrestar o confirmar lo que hallaron la Escuela de Salud Pública y el Dr. Bonilla, en los estudios que hicieron en la comunidad, los cuales demostraron el mal estado de salud que nos encontramos. Si se hace un estudio como se hizo en el 2016 y en el 2018, van a notar que hay aumento en muertes y enfermedades en comparación con años anteriores”, manifestó.

Colón del Valle hizo un llamado al gobernador Pedro Pierluisi Urrutia a aprobar la resolución cuando eventualmente llegue a sus manos.

“Él dijo que, al estar como gobernador, ya quedaba en el pasado su relación con la asesina (AES) que tenemos al lado. Pues espero que lo demuestre. Si verdaderamente un pueblo le dio un mandato, que sea recíproco con ese mandato que le dio el pueblo, aprobando ese proyecto que sería de vital importancia para la salud del pueblo”, comentó.

De igual forma, Noriann Meléndez Vélez, coordinadora de la organización Cuatro Costas, dijo que este tipo de estudios son sumamente necesarios en el país.

“Como guayamesa, me alegra tanto que la resolución se haya aprobado en el Senado. Entiendo que es totalmente necesario y debería ser una propuesta no solo para el área sur, sino para todo Puerto Rico. La isla necesita más investigación y que se documente todo año tras año”, comentó.

Para Somos Sur, un nuevo colectivo que cuenta con activistas de Guayama, Arroyo y Patillas, los estudios harán visibles el impacto negativo que ha producido la carbonera AES en las comunidades que están cercanas a la carbonera.

“Los estudios dejarán evidente lo que por décadas se ha venido denunciando públicamente: AES es responsable del deterioro de la salud de los residentes cercanos a la planta. No cabe duda que esto suma al propósito principal que es cerrar la carbonera. En el sur hay comunidades que sus suelos están rellenos de cenizas de carbón que provienen de la AES. El sur de la isla ha sufrido de forma directa o indirecta por la irresponsabilidad y lucro de esta planta. Ciertamente esta resolución es un gran paso”, expresó la profesora Jinna Ruhlman Ortiz en representación de Somos Sur.

Por su parte, Ranffy Rivera Lebrón, presidente del PIP de Guayama, dijo que la resolución aprobada recoge el sentir de las personas que sufren día a día el embate de la quema de carbón.

“Los ciudadanos de nuestro pueblo estamos expuestos a diario a la contaminación y a la quema de carbón que produce la carbonera AES. Teniendo en cuenta el continuo cambio en la dirección del viento es evidente que, además de las comunidades mencionadas en el proyecto, podríamos incluir otras. Los estudios mandatados por la resolución sometida por la senadora María de Lourdes Santiago, son un paso importante y nos ayudará a lograr el objetivo principal del cierre de la planta AES. No queremos más quema de carbón en nuestro pueblo ni en Puerto Rico”, expresó Rivera Lebrón.

Por último, Yanina Moreno Febre, portavoz del Campamento contra cenizas en Peñuelas, aseguró que es hora de hacerle justicia a las comunidades afectadas por la empresa AES.

“Hay que acabar con la injusticia ambiental que sufren nuestras comunidades y que las condenan a vivir en un estado permanente y progresivo de crisis salubrista y pobreza. Los estudios ayudarán a seguir trabajando para adelantar los principios que todas las organizaciones tenemos de, finalmente, cerrar la planta de carbón, así como detuvimos el depósito de cenizas tóxicas. Hay proyectos legislativos ya radicados que buscan adelantar el cierre de la carbonera que estamos apoyando y pronto anunciaremos unas actividades al respecto”, mencionó.

“Hago un llamado a los representantes y las representantes, y al gobernador: es el momento de tomar acciones a favor de la gente impactada por la contaminación extrema de AES. Tienen que tomar una decisión: o están del lado de las comunidades o están del lado de los intereses contaminantes de AES. No hay puntos intermedios en este asunto. La lucha contra la carbonera no ha terminado”, finalizó Moreno Febre.