Sector hípico protestará el lunes para reapertura gradas en hipódromo

Foto: Suministrada

SAN JUAN – El sector hípico en Puerto Rico se manifestará el lunes para presionar a la Administración de la Industria y el Deporte Hípico (AIDH) y el Hipódromo Camarero, en Canóvanas, a cumplir con la nueva orden ejecutiva para reabrir las gradas al público y el uso de máquinas videojuegos para adultos.

Los miembros de la Asociación de Criadores de Caballos Purasangre de Carreras, junto a la Confederación Hípica de Puerto Rico, la Asociación de Entrenadores de Caballo, la Confederación de Jinetes Puertorriqueños y la Asociación de Dueños de Caballos de Puerto Rico son las entidades que convocan a la manifestación.

La protesta arrancará a las 10:00 de la mañana en el área del puente Dos Hermanos, en el Viejo San Juan, en señal de repudio por la tardanza a reactivar las carreras de caballos en el Hipódromo Camarero.

El presidente de la Asociación de Criadores de Caballos Purasangre de Carreras, Eduardo Maldonado, agradeció a la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, por anunciar el pasado jueves el reinicio de las carreras de caballos en el hipódromo, pero sin público en las gradas ni el uso de las máquinas de videojuego para adultos.

Ante ello, Maldonado lamentó que la AIDH “no ha tomado acción proactiva, en la forma de emitir una orden administrativa, para concretar esta reapertura”.

“Por el contrario, accede a presiones del Hipódromo Camarero y la empresa de máquinas de videojuego Scientific Games, atrasando el proceso. Nosotros, la industria hípica, no quiere que se ate el regreso a la actividad, algo ya aprobado, con el uso de las máquinas de videojuego”, dijo.

“Por eso vamos a marchar, todos en nuestros vehículos con las luces intermitentes este próximo lunes, llevando un mensaje claro y contundente, y que se cumpla con la orden ejecutiva ya”, agregó.

La industria hípica, la cual genera más de 8.000 empleos directos, lleva paralizada desde el 15 de marzo por las medidas implementadas para detener la pandemia del COVID-19 en la isla.