Secretario de Educación no satisfizo preocupaciones del presidente del Comité de Transición

La primera discrepancia fue el eventual regreso a clases presenciales

Foto Cybernews

San Juan – Las explicaciones ofrecidas por el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, en algunas instancias no fueron suficientes para aplacar las preocupaciones del presidente del Comité de Transición, Ramón Luis Rivera Cruz.

La primera discrepancia fue el eventual regreso a clases presenciales.

“El posible regreso a clases en un proceso híbrido está todavía en análisis por parte del Departamento (de Educación), aunque es trabajado en una serie de iniciativas. Pero por ejemplo, no se ha coordinado en su totalidad con el Departamento de Salud, aunque ha habido una conversación preliminar, realmente no se ha establecido un protocolo específico y claro para poder hacer un plan híbrido para utilizar las escuelas. Eso es algo que tendremos que trabajar durante estos meses”, dijo Rivera Cruz en conferencia de prensa.

Sin embargo, en el proceso de las vistas públicas con los funcionarios del Departamento de Educación, el secretario aseguró que “lo que falta es que lleguen los maestros y que lleguen los estudiantes”.

Otra de las preocupaciones que tiene el presidente del Comité de Transición es sobre el mantenimiento de las escuelas durante el cierre provocado por la pandemia del COVID-19.

“Reconozco que hay retraso en el mantenimiento, porque todo este tiempo que ha estado cerrado y el hecho de que muchos empleados no podían ir a ejercer sus funciones, habría que ir a visitar todas las escuelas para ver cómo están, antes de proceder a utilizar las mismas”, expresó.

En cuanto a la reconstrucción de las escuelas del sur-suroeste destruidas por los terremotos de diciembre-enero,el presidente del Comité de Transición expresó que “yo todavía no he visto todavía ninguna construcción de ningún salón en el sur de Puerto Rico para sustituir las escuelas. Quizás por ser un departamento tan grande, tan gigantesco con tantas regulaciones, con tantos programas, con tantas leyes que van sobre ese departamento, pues el trabajo es mucho más difícil”.

El presidente del Comité de Transición expresó que la situación le preocupa.

“Veo retraso con la reconstrucción de las escuelas del sur, veo retraso con el mantenimiento de las escuelas. Veo también retraso en la aprobación de reglamentos como el que crea la secretaria auxiliar de las Escuelas Montessori, eso todavía no se termina”, expresó.

Otro de los puntos de preocupación es el tema del monitor federal, que según el presidente del Comité de Transición, el convenio está atrasado.

“Cambiar cómo funciona el Departamento es un reto enorme”, sostuvo.

Expresó preocupación también con las constantes impugnaciones de las subastas que realiza el Departamento de Educación.

Luego de escuchar al presidente del Comité de Transición, el secretario de Educación intentó defenderse sobre algunas de las preocupaciones presentadas por el presidente del Comité de Transición.

“Muy respetuosamente tengo que clarificar lo siguiente. Cuando las escuelas abrieron ahora en agosto para recibir a los directores, nosotros llevamos a cabo un proyecto especial de 10 días donde contratamos empresas privadas para el mantenimiento total de las escuelas. Los mantenimientos rutinarios en Educación en su mayoría están contratados con lo que nosotros llamamos convenios con los municipios. En ese aspecto no tenemos retraso”, expuso el secretario.

En cuanto al protocolo para reabrir las escuelas y manejar cualquier situación con el COVID-19, Hernández Pérez expuso que “hay unas particularidades adicionales. El último elemento que nos ha pedido el Departamento de Salud es un sistema de rastreo de todos los estudiantes y todo el personal. Ya todo el sistema está en el Departamento de Salud, los directores tienen los respectivos adiestramientos y solo restan las decisiones administrativas de cuando los estudiantes llegarían en qué tipo de modalidad”, declaró.

Luego de la exposición del secretario de Educación, el secretario de Estado Raúl Márquez insistió en que el Departamento de Educación “presentó un sinnúmero de logros” durante las vistas.

“Si bien es cierto que hay unos asuntos que puedan estar retrasados o que puedan haber ciertos señalamientos y cosas que se pueden mejorar, también es cierto que el secretario ha hecho un gran trabajo en este periodo de tiempo”, mencionó Márquez.

El “listado de logros” que hizo el secretario de Estado provocó que el presidente del Comité de Transición reaccionara.

“Qué bueno algo se ha hecho en el Departamento, porque para eso nos pagan a los que estamos en cada una de las posiciones. Pero vuelvo y repito que me preocupa el retraso en las áreas que son medulares e importantes”,  ripostó Rivera Cruz.