Secretaria del Trabajo hace llamado urgente a Gobierno Federal en defensa de trabajadores

fotocaptura facebook @rrossello

SAN JUAN – La secretaria del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), Briseida Torres Reyes, urgió el lunes al Departamento del Trabajo Federal a modificar nuevas directrices administrativas que dejarían desprovistos a ciertos empleados en Puerto Rico de las licencias por enfermedad con paga aprobadas en la Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus (FFCRA, por sus siglas en inglés).

En una misiva enviada el 27 de marzo de 2020 al secretario del Departamento del Trabajo Federal, Eugene Scalia, la titular de la agencia local advierte de las serias implicaciones que podría tener para Puerto Rico la aparente interpretación restrictiva de la agencia federal en las nuevas guías para la implementación de FFCRA.

“Nos sorprende la nueva visión restrictiva del gobierno federal, que castiga a los empleados puertorriqueños y a Puerto Rico por tomar las medidas proactivas necesarias para evitar la propagación del coronavirus entre la población. Por ello pedimos al secretario Scalia que revise su determinación, que va en contra de la misión de su agencia de promover y desarrollar el bienestar de los trabajadores, garantizando sus derechos y el acceso a beneficios laborales. Esta determinación lacera la capacidad de recuperación y sostenimiento económico de los empleados puertorriqueños ante la actual emergencia”, destacó Torres Reyes en comunicación escrita.

Según las mismas, emitidas el 26 de marzo de 2020, la licencia de emergencia por enfermedad y la licencia extendida de emergencia familiar, contenidas en el estatuto, no estarían disponibles para empleados de empresas que hayan paralizado sus operaciones antes de la entrada en vigor de la Ley, el 1 de abril de 2020, sin importar si el cierre responde a un mandato gubernamental producto de la emergencia por COVID-19.

La Ley de Familias Primero de Respuesta al Coronavirus dispone que los patronos tendrán que conceder licencias de emergencia por enfermedad a sus empleados, en caso de que estos no puedan trabajar debido al cierre de sus operaciones, producto, entre otros motivos, de una cuarentena o aislamiento ordenado por el gobierno federal, estatal o local, debido al COVID-19.

Además, el estatuto establece la extensión de 10 semanas adicionales de licencia de emergencia familiar y médica con paga, para empleados que la necesiten, debido a que están cuidando a sus hijos o hijas, cuyos centros de estudio o cuidos permanecen cerrados a causa de situaciones relacionadas al COVID-19.

“Confiamos que el Secretario pueda entender y atender nuestra solicitud, ante la importancia que la misma tiene para los empleados del sector privado en Puerto Rico. Le garantizamos a los trabajadores puertorriqueños que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para lograr la disponibilidad de estos beneficios laborales para cada uno de los que hoy permanecen protegidos en sus hogares”, finalizó la titular del DTRH.