Se unen para evitar riesgos de readmisión prevenibles

Foto suministrada

Uno de los momentos de mayor riesgo en la atención de un paciente es cuando sale del hospital, pues debe seguir al pie de la letra numerosas instrucciones para continuar su tratamiento en el hogar y recuperarse sin tener que ser readmitido.

Un estudio del Patient Safety Foundation de Estados Unidos reveló que uno de cada cinco pacientes dado de alta será readmitido al hospital en o menos de 30 días y cerca de la mitad de esas readmisiones eran prevenibles si se hubiese coordinado adecuadamente el tratamiento de seguimiento y el nivel de atención post hospitalario.

Con esto en mente, Triple-S Advantage y Triple-S Salud han establecido un acuerdo de colaboración con el Hospital San Lucas Ponce y otros cuatro hospitales de Puerto Rico para que sus afiliados logren una exitosa transición de cuidado entre el hospital y el médico de cabecera a través del programa Triple-S Contigo.

También participan de Triple-S Contigo: Ashford Presbyterian Community Hospital en Condado, el Centro Cardiovascular de Puerto Rico y del Caribe en Río Piedras, Manatí Medical Center y Mayagüez Medical Center.

Triple-S contempla ampliar el programa para llegar a más hospitales en toda la Isla.

Triple-S Contigo le asigna al paciente un Asistente Personal para llevarle de la mano durante su estadía en el hospital y coordinarle las citas de seguimiento con su médico de cabecera y recetas de medicamentos para los primeros 7 días del alta. También le dará instrucciones claras de lo que debe o no hacer tras salir del hospital para recuperarse en su hogar.

“Gracias al acuerdo con estas importantes instituciones hospitalarias, nuestros asegurados de Triple-S Advantage y Triple-S Salud ahora pueden tener el servicio tipo concierge Triple-S Contigo, enfocado en brindarles una asistencia personalizada para cerrar la brecha entre el momento que termina el cuidado hospitalario y comienza el cuidado ambulatorio del médico de cabecera”, expresó el Dr. Jose Novoa, Principal Oficial Médico de Triple-S.

Novoa subrayó que los estudios muestran que este tipo de iniciativa de Transición de Cuidado (TOC en inglés) puede reducir las readmisiones prevenibles hasta en un 45%. Además, señaló que el regresar al hospital por razones que se pudieron evitar expone innecesariamente al paciente a sufrir potenciales caídas, infecciones y úlceras por inmovilización prolongada, lo que pone en riesgo su salud.

Explicó que, como parte del programa, los pacientes tienen un Asistente Personal para coordinar su alta, y que al momento de abandonar el hospital cuentan con una cita de seguimiento con su médico primario en los primeros siete días luego del alta, receta y una reconciliación de sus medicamentos, así como toda la información que necesita el médico de cabecera, incluyendo los resultados de los laboratorios y pruebas que se le hayan hecho para evitar duplicidad de esfuerzos. Además, si el paciente se le ordenó algún equipo médico también se coordina.

“Nuestros asegurados deben estar confiados en que recibirán todos los servicios y la orientación de salud que necesitan al momento del alta, y que no abandonarán el hospital sin instrucciones claras de cuidado, receta de medicamentos y una cita de seguimiento con su médico de cabecera para que reciban el cuidado adecuado en su hogar y tengan una pronta recuperación,” puntualizó Novoa.