Impacto emocional de la pandemia ya rebasa la crisis del huracán María

Solo durante el pasado mes de agosto, la línea PAS atendió cerca de seis mil pedidos de auxilio al día, una cifra que quintuplica su récord de llamadas tras la emergencia del huracán María.

Foto archivo

Aunque el azote del huracán María es considerado uno de los episodios más desastrosos en la historia moderna del país, el saldo emocional de la pandemia provocada por el Covid-19 podría ser aún peor para la población.

Esto a juzgar por el alza dramática en llamadas a la Línea PAS de la Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (ASSMCA), la cual ofrece apoyo y consejería sicológica a miles de puertorriqueños en situaciones de crisis emocional.

Según confirmó la socióloga y administradora de la agencia, Suzanne Roig Fuertes, en lo que va de año el programa ha atendido sobre 807 mil solicitudes de ayuda para manejar una amplia gama de traumas y episodios de ansiedad, superando por mucho la tendencia de años anteriores.

De estas, 245 mil llamadas -casi una tercera parte- corresponden a situaciones relacionadas a la pandemia del Covid-19, mientras que otras 93,941 han estado vinculadas a los sismos de este año.

“Yo entiendo que el COVID, a nivel emocional, está afectando más a la ciudadanía que el huracán María. Sin lugar a dudas”, sentenció Roig Fuertes en entrevista con La Perla del Sur.

Reclamo masivo de ayuda

Para ilustrar la magnitud de la demanda por servicios de consejería de emergencia, Roig Fuertes reveló que previo a la pandemia, durante los meses de enero y febrero, el promedio de llamadas a la Línea PAS fluctuaba las 40 mil mensuales.

Sin embrago, el pasado mes de agosto el número de llamadas recibidas superó las 180 mil, cifra que equivale a 6 mil por día: un volumen que además compara con el promedio mensual de llamadas registradas hace tres años.

“Para que tengas una idea, el día que más llamadas recibimos durante el periodo de la emergencia del huracán María, tuvimos unas 1,200 llamadas. En agosto, con el Covid, el promedio fue cinco veces esa cantidad”, explicó Roig Fuertes.

El alza inesperada además ha forzado al programa a reubicar sus operaciones y a aumentar el personal que atiende los reclamos de ayuda, de aproximadamente seis por turno, a más de 30.

El mismo incluye a sicólogos clínicos, consejeros y trabajadores sociales.

“Esto nos ha obligado a reajustarnos, porque el volumen ha sido inmenso y la situación es compleja”, agregó la administradora de ASSMCA.

Incertidumbre y fatiga

A juicio de Roig Fuertes, la naturaleza incierta de la pandemia ha contribuido a que su efecto sobre la población sea mas agudo que en desastres recientes.

“Con el Covid estamos viendo una incertidumbre y un miedo que es constante y que impacta muchas áreas, desde la salud hasta lo económico y lo social, todo a la vez”, comentó Roig Fuertes.

“La reducción del ingreso de las familias, la relación trabajo y escuela, el cambio radical en el estilo de vida y el distanciamiento de familiares y amigos para prevenir el contagio son solo algunos de los factores que están impactando a las personas durante esta crisis”, continuó.

Roig Fuertes además apuntó al factor “fatiga” de las personas, al ya extenderse por seis meses la emergencia salubrista, sin una proyección concreta de cuándo podría normalizarse.

“Cuando se da el lockdown, la actitud de la gente fue positiva, porque todo el mundo entendió que era necesario. Muchos, incluso, lo vieron inicialmente como un periodo de descanso. Pero según fueron pasando las semanas, las personas empezaron a sobresaltarse emocionalmente y en agosto estuvimos en un momento pico”, declaró.

La socióloga también planteó que hay una correlación entre el número de llamadas recibidas y las órdenes ejecutivas dictadas por la gobernadora para atender la crisis de la pandemia.

“Cuando se flexibilizan las órdenes y surgen mayores oportunidades de distracción, el número de llamadas baja, porque las personas tienen más alternativas para canalizar sus emociones. Con el encierro hay menos espacios de desahogo”, dijo.

“Estamos viendo una situación que merece ser estudiada en profundidad, porque no creo que hemos visto algo como esto en años recientes”, concluyó.

Personas que experimenten una crisis emocional vinculada a la pandemia o por cualquier otra situación, pueden comunicarse de manera confidencial y gratuita a la Línea PAS, al 1-800-981-0023.