Se alarga la espera por el traspaso de hidroeléctrica al Consorcio Energético de la Montaña

El Consorcio, integrado por los municipios de Villalba, Orocovis, Morovis, Barranquitas y Ciales, pretende rehabilitar la hidroeléctrica para convertirla en la piedra angular de un proyecto para la autosuficiencia energética de la montaña.

Foto archivo

Aún cuando cuenta con todas las autorizaciones y endosos necesarios, la creación de la primera microred eléctrica en el corazón del país continúa estancada, a la espera de que el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia formalice el acordado traspaso de la operación de la Central Hidroeléctrica Toro Negro al Consorcio Energético de la Montaña.

El Consorcio, integrado por los municipios de Villalba, Orocovis, Morovis, Barranquitas y Ciales, pretende rehabilitar la hidroeléctrica para convertirla en la piedra angular de un proyecto para la autosuficiencia energética de la montaña.

A la renovada hidroeléctrica se sumaría la construcción de fincas fotovoltaicas en municipios de la zona central, que al unísono generarían hasta 130 megavatios de electricidad. El multimillonario proyecto seria financiado con fondos federales CDBG-DR.

La ambiciosa propuesta surgió tras el paso del huracán María en septiembre del 2017 y su destrucción en la red de distribución de la montaña, lo que dejó a la región central a oscuras durante meses, al no figurar entre las prioridades de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) durante la emergencia.

Luego de dos años de gestiones, el acuerdo de colaboración entre el Consorcio Energético de la Montaña y la AEE para traspasar -en usufructo- el manejo de la hidroeléctrica fue acordado en octubre de 2019. Sin embargo, al cierre de esta edición aún esperaba por la firma del gobernador.

“Lo que tiene detenido el proceso es la transferencia de la hidroeléctrica, porque la primera fase del proyecto es hacerle las mejoras a la hidroeléctrica”, afirmó el alcalde de Villalba y presidente del Consorcio, Luis Javier Hernández Ortiz.

“Hemos estado a la espera de que el gobierno nos convoque para firmar la escritura de traspaso. Lo último que nos informaron fue que la Junta de Gobierno de la AEE había dado la autorización para a firma”, abundó.

Con fondos, terrenos y estructura administrativa

Durante la espera, el Consocio se ha concentrado en adelantar la etapa de planificación del proyecto y la coordinación para recibir los fondos federales.

“Ya recibimos la carta de HUD y el Departamento de la Vivienda indicando que el proyecto puede recibir fondos federales de CDBG y ya va a empezar a recibir fondos de planificación. Eso es un gran paso, en términos de la viabilidad económica del proyecto”, informó Hernández Ortiz.

“En Villalba se separaron 500 cuerdas de terreno y ahí se va a hacer la primera fase de las placas solares, que junto con la hidroeléctrica va a producir los primeros 60 megavatios. El resto de los megavatios se van a producir en fincas independientes, en otros municipios, y deben ser de 25 a 30 megavatios por municipio”, añadió.

Además, el alcalde indico que recientemente las legislaturas municipales de los municipios que conforman el Consorcio aprobaron la “Escritura de Fideicomiso Perpetuo”, la cual establece la estructura administrativa que regirá la iniciativa.

“El Fideicomiso va a funcionar como una estructura totalmente separada de los municipios y le da independencia decisional y económica. Eso es muy importante, porque somos cinco municipios en los que los alcaldes pueden cambiar cada cuatro años y no podemos permitir que el Consorcio sufra cambios en su visión cada cuatrienio”, explicó.

“Si en los próximos dos meses tenemos el contrato firmado para la transferencia de la hidroeléctrica, necesitaríamos tres meses para completar la fase de planificación final del proyecto. Una vez terminemos eso para septiembre u octubre, en noviembre o diciembre debemos estar solicitando propuestas y cualificaciones de compañías”, proyectó.

“Si eso es así, ya para mediados del año que viene (2022) debemos estar comenzando las mejoras en la hidroeléctrica y la instalación de placas solares”, continuó.

Incertidumbre ante LUMA

El retraso en el traspaso del control de la hidroeléctrica Toro Negro persiste a solo días de que la empresa LUMA Energy asuma control de la red eléctrica del país.

Aunque indicó que no espera intervención de LUMA en el traspaso de la central hidroeléctrica, Hernández Ortiz adelantó que el Consorcio tendrá que sentarse a dialogar con la empresa, en lo que se refiere a la creación de la microred eléctrica.

“Yo espero que no”, dijo Hernández Ortiz sobre la posible intromisión de LUMA en el acuerdo para manejar la hidroeléctrica. “Pero con este contrato de LUMA, no hay certeza de nada”.

“Yo como presidente de la Asociación de Alcaldes le cursé una carta al gobernador para que me explicara o nos diera la garantía a los alcaldes que el CELI (Contribución En Lugar de Impuesto) no fuera a trastocarse por este contrato, pero todavía no he recibido contestación”, sostuvo.

“Entiendo que el contrato de LUMA solamente toca lo que es transmisión y distribución de energía, no el asunto de generación. Creo que no chocaría con LUMA en ese aspecto, pero quizás sí en el aspecto de ejecución de crear la mini red. Nosotros vamos a utilizar la infraestructura para poder darle servicio a nuestros clientes. ¿Cómo va a trabajar ese andamiaje? Todavía no sabemos”, continuó.

“Una vez entre LUMA, nos tendremos que sentar con ellos y ver cómo, si en algo, se afecta la viabilidad del proyecto, para propósitos de la mini red. Yo entiendo que no, porque la Ley de Reforma Energética obliga a Puerto Rico a promover las mini redes”, añadió.

A preguntas sobre posibles objeciones de LUMA a que el Consorcio represente una competencia para sus operaciones, Hernández Ortiz indico que espera que ese no sea el caso.

“El país ha manejado un monopolio energético por mucho tiempo y una de las cosas que siempre se ha criticado es que ese monopolio no permitía que entraran otras compañías u otras iniciativas. Ahora no podemos sacar un monopolio público para poner un monopolio privado. Eso sería un grave error”, sentenció.

“Hasta ahora no hemos visto (interferencia de LUMA en el proceso), pero si la ponen difícil, créeme que vamos a enfrentarlos”, añadió.

Urgencia en el traspaso

Por su parte, el abogado de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Rolando Emmanuelli Jiménez, adelantó que todo dependerá de la interpretación que LUMA le de a sus poderes.

“Hay incertidumbre sobre cuál es el alcance de los poderes de LUMA en cuanto a los lagos. El contrato establece todo a favor y en control de LUMA, menos la generación. Así que hay que asumir que podrían estar incluidos los lagos”, planteó Emmanuelli Jiménez.

“Hay una cláusula de ‘servicios implícitos’ que indica que cualquier servicio que no sea mencionado en el contrato, estaría también en las manos de LUMA”, añadió.

Ante esto, el abogado urgió al gobernador a firmar el acuerdo de usufructo de la hidroeléctrica antes del 1ro de junio, fecha en que LUMA asumiría el control de la red eléctrica del país.

“Aunque la Junta de Gobierno de la AEE haya aprobado la transferencia o usufructo, se requiere la firma del gobernador y él podría determinar (a ultima hora) que no tiene jurisdicción si llega el 1ro de junio y eso todavía no está suscrito”, advirtió.

“De no firmarse, se crea la incertidumbre de si LUMA tendría algo que decir en cuanto a (ese proyecto), a partir del 1ro de junio”, concluyó.