Sacan de servicio la red social Parler

Se había convertido en la plataforma favorita de muchos conservadores y extrema derecha de Estados Unidos

Foto EFE / Ian Langsdon

Nueva York – Parler, la red social que se ha convertido en la plataforma favorita de muchos conservadores y extrema derecha de Estados Unidos, está inaccesible desde primera hora de este lunes, después de que Amazon decidiera dejar de darle alojamiento en sus servidores ante la proliferación de mensajes violentos.

En un mensaje en la red este fin de semana, el consejero delegado de la empresa, John Matze, ya había adelantado a los usuarios que Parler podría estar fuera de servicio varios días, mientras se encuentra otra plataforma en la que alojar sus contenidos.

El movimiento de Amazon llegó en paralelo a la decisión de Apple y Google de eliminar la aplicación de sus tiendas virtuales, en respuesta a una supuesta violación de sus normas y pocos días después del asalto al Capitolio protagonizado por simpatizantes del presidente saliente, Donald Trump, para protestar por un supuesto fraude electoral del que no hay pruebas.

Parler se ha convertido rápidamente en un altavoz de numerosas teorías de la conspiración y fue uno de los canales principales en la organización de las protestas que terminaron con el ataque a la sede del Congreso.

La red social ha crecido de forma muy importante en los últimos meses, al convertirse en refugio de figuras de la extrema derecha cuyos contenidos incumplen las normas contra el discurso de odio y la violencia de plataformas como Twitter y Facebook, y de conservadores que ven a los gigantes de internet como sesgados en su contra.

El gran “boom” para Parler llegó después de las elecciones del pasado noviembre, fecha desde la que ha duplicado sus usuarios hasta los 10 millones, según la empresa.

La red social no prohíbe el discurso de odio ni tiene ningún tipo de filtro contra las informaciones falsas, aunque sí veta el spam y actividades ilegales.

Esa apuesta podría condenarla ahora a desaparecer o a convertirse en algo marginal ante la presión de Silicon Valley.

Los gigantes de internet acusan a Parler de permitir discursos de odio e incitación a la violencia y de no hacer lo suficiente para moderar los contenidos que se publican, violando así los términos de uso.

La empresa, mientras, ha denunciado ser víctima de “ataque coordinado de los gigantes tecnológicos para acabar con la competencia”.