Abraza la tecnología para celebrar la misa durante el toque de queda

El padre Jorge José Ferrer Negrón celebra la Santa Misa en total aislamiento, sin la presencia de feligreses, pero transmitiéndola en directo a quienes buscan aliento espiritual en estos tiempos de distanciamiento social.

Foto suministrada

Desde el comienzo del toque de queda y la abrupta suspensión de clases presenciales, el sacerdote Jorge José Ferrer Negrón vive prácticamente solo en el clausurado campus de la Pontificia Universidad Católica (PUCPR) en Ponce.

De hecho, el también catedrático y director de la Facultad de Teología es el único residente en la Residencia del Carmen.

Aun así, el clero de 68 años de edad ocupa su tiempo con tareas administrativas y la creación de cursos en línea para sus estudiantes, pero al mediodía hace un alto para lo que se ha convertido en una nueva encomienda personal.

Tras colocar una computadora portátil sobre el altar de la pequeña capilla de la Residencia del Carmen, Ferrer Negrón celebra la Santa Misa en total aislamiento, sin la presencia de feligreses, pero transmitiéndola en directo a quienes buscan aliento espiritual en estos tiempos de distanciamiento social.

El rito religioso “cibernético” estrenó el pasado 18 de marzo simultáneamente por las plataformas YouTube, Facebook Live (de la PUCPR) y Católica Radio.  Mas desde el primer día, sobre 400 personas se han conectado a la transmisión, con cifras de audiencia en crecimiento desde entonces.

“No podemos permitir que las medidas de aislamiento físico, que son necesarias para evitar el contagio, se conviertan en aislamiento espiritual”, puntualizó Ferrer Negrón.

“En estos momentos, más que nunca, tenemos que cultivar la solidaridad y utilizar los medios tecnológicos que tenemos para mantenernos atentos unos a otros”, continuó.

Ante la amenaza mundial del virus COVID-19 y como medida para prevenir el contagio entre los feligreses, la Iglesia Católica suspendió las misas en sus templos, una decisión sin precedentes en la era moderna.

Desde entonces, tanto el Papa Francisco y como líderes religiosos alrededor del mundo han adoptado el Internet como herramienta para llevar la palabra a distancia.

“Yo primero pensé que podría celebrar la misa por Católica Radio, pero al presidente (de la PUCPR) se le ocurrió que también podía transmitirla por las redes sociales y convertirlo en un espacio de acompañamiento durante esta crisis”, afirmó.

“En esto entra un concepto teológico que es muy importante. Aunque el sacerdote este físicamente solo, la misa no es una oración privada. La misa es la oración de la iglesia. Yo estoy celebrando en nombre de la comunidad y para la comunidad”, continuó.

“Trato de preparar un mensaje todos los días que ayude a acompañar, dar consuelo y aliento en el momento presente”, añadió.

Aunque reconoce que ha sido un ajuste celebrar la misa a solas frente a una cámara, Ferrer Negrón asegura que ya ha visto el beneficio y el alcance que ha tenido su gestión.

“Como le tengo que hablar a la pantalla, lo que estoy viendo es a mí mismo y para mí no es tan agradable estar mirándome”, comentó entre risas. “Pero para mi sorpresa, me ha costado menos trabajo de lo que pensé”.

“Algo que me ayuda es que yo sé que hay gente que me están siguiendo, porque me lo dicen. Me dan retroalimentación”, continuó. “Hay una comunidad allá afuera a la que estamos llegando. Hay personas que me envían mensajes de texto y eso alienta, porque yo sé que estoy en comunión con la gente. Aunque yo no los veo, ellos me están viendo y me están escuchando”.

Ferrer Negrón también enfatizó la importancia de promover el uso de la tecnología para impulsar la unión en las familias.

“Además del riesgo físico de la epidemia, me preocupa el impacto psicológico en las personas y las familias”, planteó. “Estoy muy preocupado por los adultos mayores y en Puerto Rico hay mucha gente que vive sola”.

“Una de las cosas que pasan en las epidemias es que tendemos a ser muy individualistas, porque la reacción de la gente es protegerse y es comprensible. Por eso, pienso que estos espacios de comunicación, aunque sean de manera virtual, son esenciales cultivarlos en la situación que estamos viviendo”, concluyó.

Puede seguir la misa del padre Ferrer Negrón, acceda todos los días a las 12:00 del mediodía a www.facebook.com/PUCPR1, en la página de YouTube “Huellas del Futuro” y en Católica Radio 88.9 FM.

Foto suministrada