Requerirán guías para retomar las vacunas Johnson & Johnson

Un panel de asesores de las agencias de salud en Estados Unidos se reunirá al cierre de esta semana para determinar si la pausa debe continuar, por lo que se espera una decisión el viernes.

Foto: EFE/EPA/ETIENNE LAURENT/Archivo

Reanudar el uso de la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson requerirá pautas claras para la comunidad médica sobre cómo tratar mejor a los pacientes que desarrollen un raro tipo de coágulo de sangre, además de alertar a los recipientes de la vacuna sobre posibles síntomas, opinaron esta semana cardiólogos y otros expertos médicos.

Reguladores de salud en los Estados Unidos recomendaron la semana pasada que se detuviera el uso de la vacuna después de que se informaron seis casos de coágulos sanguíneos cerebrales, acompañados de niveles bajos de plaquetas, en mujeres después de la vacunación.

Hasta ese momento, cerca de 7 millones de personas habían recibido la vacuna en los Estados Unidos.

Un panel de asesores de las agencias de salud en Estados Unidos se reunirá al cierre de esta semana para determinar si la pausa debe continuar, por lo que se espera una decisión el viernes.

“Estimo que continuaremos usándola de alguna forma”, dijo el domingo el doctor Anthony Fauci, asesor médico en jefe del presidente Joe Biden, en el programa Meet the Press de NBC . “Creo que probablemente habrá algún tipo de advertencia, restricción o evaluación de riesgos”.

Los científicos aún tienen que establecer un vínculo directo entre la vacuna J&J y los coágulos de sangre inusuales, que también se han identificado entre una pequeña fracción de personas que recibieron la vacuna Covid-19 de AstraZeneca fuera de los Estados Unidos.

No está claro cuánto tiempo tomaría determinar si las vacunas causan tales síntomas. Los casos identificados hasta ahora son de trombosis del seno venoso cerebral (CVST) o coágulos de sangre en las venas del cerebro, en lugar de en las arterias, que es el caso de la mayoría de los accidentes cerebrovasculares.

La Asociación Estadounidense del Corazón manifestó la pasada semana que otros síntomas que podrían manifestarse hasta dos semanas después de la vacunación, son visión borrosa, desmayo, cambios sensoriales, convulsiones, dolor de pierna y dificultad para respirar.