Representante alerta que reglamento para prohibir depósito de cenizas tóxicas incluye dispensas para empresa carbonera AES

El legislador del PIP también cuestionó la duración de las dispensas que podría recibir AES

Foto: CyberNews

EL CAPITOLIO — El Secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado, aceptó en una vista pública celebrada por la Comisión de Recursos Naturales, Asuntos Ambientales y Reciclaje de la Cámara de Representantes, que el recién aprobado reglamento para la prohibición del depósito de cenizas de carbón tiene una sección sobre dispensas que podría solicitar la empresa carbonera AES y aplicaría a cualquier prohibición en el reglamento, dijo el representante Denis Márquez Lebrón.

Luego de “más de un año violando la Ley 5-2020” (que mandató la creación de dicho reglamento), el DRNA aprobó el pasado 10 de mayo el “Reglamento para el Manejo y Uso Comercial Seguro de los Residuos de Combustión de Carbón”, afirmó el legislador por el Partido Independentista Puertorriqueño en una declaración escrita.

Ante el planteamiento de Márquez Lebrón de que la empresa AES podría solicitar dispensas de muchas de las actividades que están prohibidas por la ley y el reglamento, Machargo Maldonado argumentó que tendría que tener una causa mayor para poder ser concedida.

“¿Dónde dice en la parte de dispensas lo de la causa mayor?”, preguntó Márquez Lebrón.

Machargo Maldonado respondió que “no, eso no está”.

El legislador del PIP también cuestionó la duración de las dispensas que podría recibir AES, que según establece el Reglamento, podría durar hasta dos años.

“¿Cómo puede estar escrito en un Reglamento, señor Secretario, que el periodo será lo más corto posible? O sea que AES podría tener una dispensa, de múltiples acciones que hay ahí, por 3 meses, por 6 meses, por un 1 año y medio, por 1 año y 10 meses”, manifestó Márquez Lebrón.

Machargo Maldonado insistió en que tiene que haber una fuerza mayor, por ejemplo, que debido a un huracán las embarcaciones no pudieran llegar a Puerto Rico.

“En la definición de causa mayor, y en las definiciones del reglamento, y en la Regla 35, ¿todo eso está debidamente clarificado?”, volvió a insistir Márquez Lebrón.

“Eso tendríamos que cotejarlo”, contestó parcamente Machargo Maldonado.

Para el representante del PIP “es inconcebible que luego de más de un año para aprobar el reglamento, el DRNA tenga que cotejar todavía este asunto de las dispensas”.

“La propia comunidad solicitó, durante las vistas públicas del reglamento, la eliminación de estas dispensas. Tras el nefasto historial que tiene la empresa AES en nuestro país, no podemos estar dándole oportunidades para que continúen contaminando y envenenado la salud de nuestra gente. Seguiremos luchando con las comunidades para sacar esta empresa criminal de Puerto Rico”, expresó Márquez Lebrón.