Refieren a Justicia y Ética Gubernamental a secretario Recursos Naturales

Héctor Ferrer Santiago, Foto Cybernews

SAN JUAN – El representante por acumulación del PPD, Héctor Ferrer, y la representante Estrella Martinez, refirieron a Justicia y Ética Gubernamental al secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, por intervenir, aseguran, “indebidamente”, en un asunto donde el DRNA se había querellado contra el entonces alcalde de Santa Isabel, Enrique Questell, por haber construido ilegalmente en la zona marítimo terrestre.

Durante una vista de la Comisión para el Desarrollo y la Fiscalización de Fondos Públicos de la Región Sur Central, presidida por la representante Martínez, el propio Machargo, ante preguntas de Ferrer “admitió sostener una reunión, en una residencia privada, junto al exalcalde y un cabildero, llamado Jorge Dávila, antiguo Director de Turismo, entre otras personas. En la reunión el exalcalde intentó negociar una transacción de la querella en su contra que tiene ante sí Recursos Naturales”.

“Al dia de hoy la querella número 16-097-ZMT está activa y tiene vista en el DRNA el próximo 13 de mayo. Sin embargo, el Secretario Machargo no se ha inhibido del proceso ni considera inhibirse a pesar de que es él quien adjudicará la querella. Por tal razón, le corresponde al Departamento de Justicia y Ética Gubernamental investigar la posible comisión de delitos y faltas éticas”, precisó Ferrer este martes.

El legislador sostuvo que en la Vista también se reveló que no solo estas personas estuvieron en la residencia de Questell, sino que se movilizaron al área en donde Questell construyó una verja en la zona marítimo terrestre y zona del salvamento del litoral sin contar con los correspondientes permisos.

“No podemos permitir que las acciones ilegales queden impune ante la inacción de las agencias concernientes y mucho menos que estos que juraron servirle al pueblo utilicen sus posiciones e influencias para servirse. Que se investigue y que los foros correspondientes tomen las determinaciones que en derecho procedan”, sostuvo el representante.

Por su parte, en un comunicado Machargo, recordó que como parte de sus deberes en el cargo, “debo estar disponible para entrevistarme con diversos sectores de la sociedad con interés en los asuntos bajo la jurisdicción del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), entre ellos, ambientalistas y/o personas que puedan aportar a la preservación y conservación del ambiente y otros. Igualmente, me he reunido con legisladores y alcaldes”.

Ahora bien, “en el caso que nos ocupa, fui invitado el año pasado por el ingeniero Jorge Dávila a una reunión con el entonces alcalde de Santa Isabel Enrique Questell en la zona en disputa. Desconozco qué labor que desempeñaba Dávila en el municipio. Sin embargo, no había razón evidente por la que debía rechazarla pues, como indiqué, forma parte de mis deberes”.

“Es en esa reunión que se me informa acerca de una querella ante nuestra agencia por una controversia sobre construcción en zona marítimo-terrestre y que involucra al entonces alcalde, la cual desconocía, pues recibimos cientos de ellas, y además, el informe del oficial examinador sobre esa querella en particular no había llegado en ese momento, ni todavía, ante mi Oficina”, indicó.

Por otro lado, indicó que asumir que tomará una decisión parcializada “a favor del querellado porque me haya reunido con él es de una simpleza terrible, además de que intenta arrojar dudas sobre la seriedad y honestidad de nuestros procesos examinadores y de la capacidad del DRNA de darle fiel cumplimiento a sus leyes y reglamentos. Puedo dar certeza de la capacidad e integridad de estos procesos durante mi tiempo al frente de esta agencia”.

“Entendemos que no siempre nuestras determinaciones sean de la simpatía de algunos sectores. Pero, de lo que no puede caber duda es de que nos ceñimos a las leyes y reglamentos y decidimos conforme a derecho. De todos modos, si nuestra determinación no fuese de la satisfacción de una parte, tiene a su disposición el recurso de apelar nuestra interpretación ante el Tribunal Apelativo. Ninguna parte quedará indefensa, toda voz será escuchada y será juzgado el reclamo por entidades tan competentes e imparciales como el DRNA”, agregó.

“Para evitar cualquier impresión de parcialidad, por incorrecta que sea y a pesar de que no existe base legal para la misma, he decidido inhibirme de tomar cualquier determinación en este caso, cuando llegue a mi Oficina el informe del oficial examinador. El informe deberá ser referido a la Subsecretaria, quien tomará la determinación conforme a derecho y la evidencia disponible”, anunció.

Por último, señala que no ha sido “prejuzgado por mí, no he intervenido en el proceso examinador o ilegalmente y no tengo interés alguno más allá de que se cumplan las leyes y reglamentos en beneficio del ambiente de nuestra Isla, que es la única motivación que nos guía. La querella número 16-097-ZMT, originada en el 2016, continúa activa en el DRNA y tiene vista señalada para el próximo 13 de mayo”.