Reclaman a secretario del DE en defensa de maestros de educación especial

"En el caso de los estudiantes del sur hay que tener consideraciones", explicó la presidenta de AMPR

Foto: Cybernews

SAN JUAN – La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico (AMPR), Elba Aponte Santos, hizo un llamado el martes al secretario de Educación, Eligio Hernández, para que no se obligue a los maestros de educación especial a discutir el Plan Educativo Individualizado (PEI) de forma virtual.

“Nos preocupa se esté presionando a los maestros para discutir evaluaciones tan sensitivas como la del diagnóstico de un impedimento. Nuestra postura es que se les permita trabajar con el PEI vigente debido a que con la situación de emergencia no se pudo cumplir con lo establecido en el PEI actual. No se trata de firmar un PEI por firmarlo se trata de brindar un servicio adecuado. En el caso de los estudiantes del sur hay que tener consideraciones, porque tardaron en comenzar a recibir sus clases, y la mayoría de los estudiantes están desprovistos de sus servicios de terapias”, explicó Aponte Santos en comunicación escrita.

Indicó que hay directores exigiéndole a los maestros el 100 por ciento de las revisiones y discusiones de estos planes educativos y es oneroso porque al firmar el documento se convierte en un documento legal.

Por su parte, Grichelle Toledo, secretaria general de la Local Sindical, entiende que toda la responsabilidad la están delegando en el docente.

“El director es quien tiene la responsabilidad, pero están exigiendo firma virtual, o tipo servi-carro para obligar a los maestros a revisar todos los PEI, violentando los procesos. Además, la ley establece que el COMPU (reunión) debe estar debidamente constituido y hay unos derechos de los padres. Sabemos que hay maestros que carecen de las herramientas necesarias, al igual que los padres”, dijo Toledo.

La presidenta de la AMPR Elba Aponte Santos, quien es especialista en el área de educación especial conoce de primera mano la responsabilidad de estos procesos.

“Reconocemos la importancia de la revisión de los PEI, pero hay que admitir que el proceso actual tiene muchas limitaciones, porque no hay garantía de confidencialidad, ni garantías procesales”, puntualizó.