Radican cargos contra dos jóvenes en Ponce por Ley de Armas y Sustancias Controladas

PONCE – En fecha del viernes, 26 de febrero del 2021, la Fiscalía del Tribunal de Ponce, radicaron cargos por los delitos de Ley de Armas y Sustancias Controladas contra: Erick Rivera Hernández de 20 años y Anthony Rivera Hernández de 18 años, arrestados en medio del diligenciamiento de Orden de Allanamiento, realizado en el residencial José N. Gándara en Ponce.

Estos arrestos fueron consultados ante la Fiscal Vanessa Bello, quien instruyó a que se presentaron cargos por los artículos 6.08 y 6.22 de Ley de Armas y 2 cargos al artículo 401 de Sustancias Controladas contra Erick Rivera Hernández y contra Anthony Rivera Hernández se presentó un cargo al artículo 6.22 de Ley de Armas y 2 cargos al 401 de Sustancias Controladas.

Los imputados fueron presentados mediante videoconferencia, ante la Juez Annette Santiago, quien luego de evaluar las pruebas presentadas, determinó causa en todos los cargos contra ambos e impuso una fianza de $90 mil a Erick Rivera y $70 mil a Anthony Rivera.Las fianzas impuestas no fueron prestadas, siendo ambos ingresados al Complejo Correccional de Bayamón.

Esta radicación de cargos fue resultado del Plan Integral de Seguridad del Área de Ponce, donde fue diligenciado una Orden de Allanamiento, expedida por Juez Rosaline Santana del Tribunal de Ponce, dirigidas a los edificios 5 apartamento 70 y 8 apartamento 125 del residencial José N. Gándara en Ponce, donde fueron ocupadas, 2 armas de fuego (pistolas Glock), 1 calibre .40 y 1 calibre .45, 7 cargadores y un total de 311 municiones de varios calibres.

También se ocuparon: 3 envases cilíndricos, 54 bolsitas con picadura de Marihuana y una bolsa conteniendo aproximadamente 1 libra de Marihuana y $1,556.00 en efectivo. Fue ocupado para investigación, un vehículo de motor, marca Ford, modelo Fiesta del año 2014.

En medio de la Orden, fueron arrestados Erick Rivera Hernández, Anthony Rivera Hernández y, en adición, dos adultos (1 hombre y 1 mujer de 48 y 37 años respectivamente), a quienes la Fiscal determinó, no presentar denuncias.

Una acusación formal es solo una acusación y no es evidencia de culpabilidad. Todos los acusados se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad.