Qué hacer después de una inundación

Foto archivo

Puerto Rico – Tras el paso de la tormenta tropical Grace cerca de Puerto Rico muchas zonas de la Isla recibieron bastante lluvia y es posible que algunas áreas hayan sufrido inundaciones. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) aconsejan que tenga en cuenta que luego de una inundación es posible que su casa esté contaminada con moho o desechos cloacales, y que esto puede representar una amenaza para la salud de su familia.

Cuando vuelva a entrar a su casa trate de regresar durante el día para que no tenga que prender ninguna luz. Use lámparas y linternas de pilas en vez de velas, linternas de gas o antorchas.

  • Si hay agua estancada en su casa y puede desconectar la electricidad a través del interruptor principal desde un sitio seco, proceda a hacerlo, aunque esto retrase la limpieza. Si para llegar al interruptor principal tiene que atravesar agua estancada, llame a un electricista para que haga la desconexión. NUNCA conecte o desconecte la electricidad usted mismo ni utilice una herramienta eléctrica o electrodoméstico mientras esté parado en agua.
  • Haga que un electricista revise el sistema eléctrico de la casa antes de conectar de nuevo la electricidad.
  • Si huele a gas o cree que hay una fuga, cierre la válvula principal, abra todas las ventanas y salga de la casa inmediatamente. Avise a la compañía de gas, a la policía, a los bomberos o a la oficina del jefe de bomberos estatal y no encienda las luces ni haga nada que pueda producir una chispa. No vuelva hasta que le avisen que es seguro hacerlo.
  • Si la casa ha estado cerrada durante varios días, entre brevemente para abrir puertas y ventanas y dejar que la casa se airee por un rato (al menos 30 minutos) antes de permanecer en ella por más tiempo.
  • Si su casa se ha inundado y ha estado cerrada por varios días, dé por hecho que tiene moho.
  • Asimismo, si la casa se ha inundado, también es posible que esté contaminada con desechos cloacales.

Los CDC recomiendan que bote los alimentos que puedan haber estado en contacto con el agua de inundación o de tormenta, los alimentos perecederos que no hayan sido refrigerados adecuadamente debido a cortes de electricidad y los que tengan un olor, un color o una textura que no sea habitual. Los alimentos que no sean seguros pueden enfermarlo, aunque se vean, huelan y sepan normales. Si tiene dudas, bótelos.

El agua de inundación puede contaminar el agua para beber (agua potable). Algunos contaminantes de las aguas superficiales pueden penetrar en las aguas subterráneas y afectar los pozos privados de agua para beber y los sistemas de agua municipal que usan estas aguas subterráneas.

  • Siga las indicaciones locales sobre si el agua es segura para beber.
  • Si tiene un pozo privado y vive en un área con inundaciones, mande analizar el agua antes de usarla.
  • No use el agua que usted sospeche que está contaminada, o le hayan dicho que lo está, para lavar platos, cepillarse los dientes, lavar y preparar alimentos, lavarse las manos, hacer hielo ni para preparar la fórmula de los bebés. El agua que es segura para beber, cocinar y la higiene personal incluye el agua embotellada, hervida o tratada.
  • Su departamento de salud estatal, local o tribal puede hacer recomendaciones específicas respecto a hervir o tratar el agua en su zona. 

Si el agua de inundación o tormenta entró en su casa, los CDC aconsejan que la seque por completo lo más pronto posible para prevenir la aparición del moho.