¿Qué es el cáncer de cérvix? Conozca sus síntomas

Es el tumor que se origina en el cuello uterino y hay algunos factores que influyen en su aparición, como el virus del papiloma humano.

Foto suministrada

En todo el planeta, es el segundo cáncer más frecuente en mujeres, solo superado por el de mama. De hecho, solo durante el año 2020 su incidencia global alcanzó los 604 mil nuevos casos: una cifra que lo posicionó en el cuarto lugar de todos los tipos de cáncer.

Se trata del cáncer de cérvix o cuello uterino, el cáncer que se origina en la parte más baja y estrecha que sirve de entrada al útero.

Este año, se estima que a 14,480 mujeres en los Estados Unidos se le diagnosticará, y entre ellas, las mujeres hispanas y de raza negra tendrán más probabilidades de contraer la enfermedad.

Factores de riesgo

De acuerdo con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), los cánceres de cérvix o cuello del útero se clasifican de acuerdo al tipo de células donde empezaron. En su mayoría, son carcinomas de células escamosas, las cuales son delgadas, planas, y forman la superficie del cuello uterino.

La edad media de quienes obtuvieron diagnóstico el pasado año rondó los 48 años, aunque aproximadamente el 47 por ciento de las mujeres con carcinoma invasivo de cérvix se diagnostica antes de los 35 años. Solo el 10 por ciento de los diagnósticos se hacen en mujeres mayores de 65 años.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), casi todos los cánceres de cuello uterino son causados por el virus del papiloma humano (VPH), un virus de transmisión sexual.

Sin embargo, existen otros factores que pueden aumentar el riesgo. Entre ellos, tener el virus VIH, que debilita el sistema inmunitario; fumar, tomar pastillas anticonceptivas durante un largo periodo de tiempo, y haber dado a luz a tres bebés o más.

Síntomas

En general, los síntomas no son evidentes en las fases más tempranas. En este caso, solo se detecta si la mujer acude regularmente a su ginecólogo.

Cuando el cáncer está en una fase más avanzada, los síntomas que con mayor frecuencia aparecen son el sangrado vaginal anormal, la secreción vaginal anormal y el dolor pélvico.

Según la AECC, el dolor pélvico puede aparecer durante las relaciones sexuales y, si la enfermedad sigue progresando, pueden darse otros síntomas como el sangrado de heces (rectorragia), dificultad o dolor para orinar, pérdida de peso, cansancio y pérdida de apetito.

Posibles tratamientos

A pesar de su prevalencia en el mundo, existen tratamientos médicos efectivos para tratar esta condición. El mismo dependerá de la etapa en que se diagnostique.

En las fases más tempranas del tumor, se emplearán varios tratamientos como la cirugía o radiación combinada con quimioterapia.

En cambio, en las etapas más avanzadas, los especialistas suelen emplear radioterapia combinada con quimioterapia como tratamiento principal.

Según el portal cancer.net, la tasa de supervivencia a cinco años de todas las personas con cáncer de cuello uterino es 66 por ciento. Sin embargo, esta puede variar según la raza, el origen étnico y la edad.

Para las mujeres blancas, la tasa de supervivencia a cinco años es del 71 por ciento, mientras que para mujeres de raza negra la tasa es del 58 por ciento.